Quantcast

La tarjeta de residencia temporal de familiar de ciudadano de la UE

La tarjeta de residencia temporal de familiar de ciudadano de la UE es una alternativa para migrantes que quieran establecerse en España cuando se tenga algún familiar de la Unión Europea. Cristina Griga, abogada especialista en Derecho de Extranjería, explica que esta opción se extiende también al cónyuge o la pareja registrada de hecho.

En este caso, lo más importante es demostrar ante las autoridades que esta unión existe, sobre todo cuando las parejas no están casadas. Por eso, es obligatorio realizar una serie de trámites que establezcan de manera legal que el lazo realmente existe.

Las implicaciones de la tarjeta de residencia temporal de familiar de ciudadano de la Unión Europea

Cristina Griga es una profesional del derecho graduada en la universidad Rovira i Virgili y afiliada al Ilustre Colegio de la Abogacía de Tarragona. Está especializada en Derecho de Extranjería y Derecho de Familia, oficio que desarrolla a través de un despacho propio que combina la atención presencial con la atención online.

A partir de su experiencia, la abogada Cristina Griga se ha mantenido al día con la legislación vigente en extranjería. Además, ha seguido el movimiento migratorio que se ha producido durante los últimos años hacia el continente. Esto le ha aportado conocimientos sobre las alternativas más efectivas para obtener permisos de residencia legal. Una de ellas es la tarjeta de residencia temporal de familiar de ciudadano de la UE, un documento que permite al titular trabajar por cuenta propia o para una empresa durante un período de 5 años. También puede circular dentro y fuera de los países miembros de la UE, siempre y cuando las estancias no superen los 6 meses consecutivos. En el caso de los cónyuges o parejas de hecho, el derecho a esta tarjeta nace cuando surge el vínculo con el ciudadano europeo.

Los supuestos para el cónyuge o la pareja de hecho

Uno de los principios que rige el trabajo del bufete de Cristina Griga es el derecho de todo ciudadano a una buena defensa. Por eso, aquellos que estén interesados en este permiso deberán consultar con un profesional especializado en materia de extranjería para exponer su caso.

La abogada afirma que el primer paso es hacer un diagnóstico de los requisitos que cumple. Por ejemplo, en el caso de los cónyuges debe haber un contrato matrimonial vigente. Es decir, no puede haber un acuerdo de nulidad sobre este vínculo. En el caso de las parejas de hecho, estas deben contar con una inscripción en un organismo público, que debe estar ubicado en alguno de los estados miembros de la Unión Europea.

El interesado en obtener este permiso puede realizar los trámites personalmente o mediante un representante legal. Esta última alternativa es más recomendable, ya que implica un apoyo profesional que se encargará de las diligencias correspondientes para obtener una respuesta positiva. El abogado especialista también orienta en el envío de todos los documentos necesarios para disponer de un expediente con los soportes adecuados.