Quantcast

Cómo hacer una mousse de chocolate sin huevo

Con una consistencia cremosa, un aroma delicioso y un sabor que atrae y gusta tanto a grandes como a los más peques, la mousse de chocolate sin huevo se impone como uno de los postres más deliciosos que puedes preparar. 

Para disfrutar de un placer celestial, solo hacen falta muy poco ingredientes y seguir un sencillo paso a paso que no te dejará ninguna duda en torno a su preparación. Quédate a conocer esta receta de postre perfecto, sencillo y delicioso y sorprende a todos en casa.

 

El reposo de la mousse de chocolate sin huevo para que esté divina

Cómo hacer una mousse de chocolate sin huevo

Una vez que la mousse de chocolate sin huevo esté lista, viértela en pequeños vasos o copas y llévala a la nevera para que repose.

Cuando la tengas servida en los vasos o copas, da unos ligeros golpes a la mousse para que se asiente y se eliminen las pequeñas burbujas de aire que se han formado.

Lo ideal es dejarla por al menos 4 horas para que logre alcanzar una buena consistencia y además, para que esté fresquita al momento de degustarla.