Quantcast

Le Petit Dim Sum: las cinco claves para conseguir el Xiao Long Bao perfecto

  • Sentarse en la mesa de Le Petit Dim Sum es descubrir el auténtico sabor de los Xiao Long Bao, pequeños bocados que representan la tradición culinaria cantonesa más arraigada del país asiático. Felipe Bao, chef ejecutivo de Grupo China Crown, nos cuenta los cinco secretos para conseguir el dim sum perfecto.
  • Le Petit Dim Sum basa su éxito en los años de experiencia y en el estudio de la técnica en la cocina. El dim sum, protagonista absoluto en el restaurante, es uno de los mayores exponentes de la cocina asiática, una propuesta auténtica, suculenta y única de la cultura asiática.

Le Petit Dim Sum se presenta como un viaje de ida, sin vuelta, a lo más profundo de la cultura gastronómica cantonesa. Sentarse en las mesas de este restaurante de Grupo China Crown es descubrir el sabor auténtico de los Xiao Long Bao, pequeños bocados que representan la tradición culinaria más arraigada del país asiático.

Madrid
Xiao Long Bao

En Le Petit Dim Sum conocen la técnica y la aplican en cada uno de los dim sum, basando su éxito en los años de experiencia y en el estudio de cada uno de los pasos en la cocina. El dim sum, protagonista absoluto en Le Petit Dim Sum, es uno de los mayores exponentes de la cocina cantonesa, una propuesta auténtica, suculenta y única de la cultura asiática. Desde el restaurante, Felipe Bao, chef ejecutivo de Grupo China Crown, explica en cinco pasos dónde reside el secreto para conseguir un Xiao Long Bao perfecto.

  1. Masa muy fina y elástica

El momento de trabajar la masa es crucial para que el xiao long bao quede perfecto, ya que debe de ser de un grosor muy fino, sin llegar a serlo demasiado para que no se rompa al trabajarla. Para ello, al realizar la masa, el agua debe de estar a alta temperatura y mezclar con la harina lo más rápido posible.

  1. Relleno con mucho jugo

Uno de los secretos mejor guardados para dar jugosidad al relleno del Xio Long Bao es usar carnes que tiendan a ser más grasas, como el tocino o panceta, aportando así un extra de caldo.

  1. Muchos pliegues

La técnica es lo más importante, y es que se dice que la maestría se demuestra en el número de pliegues que lleve un dim sum. Cuantos más pliegues, mejor, por eso en Le Petit Dim Sum recomiendan que se haga un mínimo de 22 pliegues por cada uno de los bocados. Cuantos más pliegues, mayor calidad, pues significa que se ha estirado mucho la masa, quedando más fina y, por lo tanto, el bocado para el comensal es más ligero.

  1. Dedicación y trabajo

Los maestros tienen que dedicar muchas horas a lo largo de su vida al aprendizaje de las técnicas para realizar estos pequeños bocados, por lo que sin su constancia en el arte de realizar los pliegues sería casi imposible conseguir el Xiao Long Bao perfecto.

  1. Al vapor en una cesta de bambú

Por su delicadeza, y para evitar que se rompan, lo ideal es cocinarlos en cestas de bambú al vapor, ya que con este material se consigue aguantar más el calor.

Le Petit Dim Sum, el lujo de la cocina cantonesa

“Que toca el corazón” es la traducción más aproximada del significado de la palabra dim sum. Una perfecta definición, ya que este bocado nos hará palpitar y perder el control. Según la tradición de Cantón, al sur de China, estos bocados están pensados para tomar en un desayuno, almuerzo o a media tarde, acompañando al té. Su popularidad los llevo a todo el país y hoy en día es posible tomarlo en gran parte del continente asiático.

Madrid
Xiao Long Bao

Siguiendo toda esta tradición pero siempre a la vanguardia de la técnica, Le Petit Dim Sum ofrece una oferta gastronómica en la que esta joya culinaria es la absoluta protagonista. Los hermanos Bao, proponen 15 clases de dim sum que evolucionan desde la tradición, con 5 variedades clásicas, a la más alta sofisticación, con 10 más innovadoras. Este bocado con historia pero ahora presentado en un formato más exclusivo y distinguido se caracteriza el mimo en su elaboración y el trato artesanal en cada uno de los dim sum. La elegancia de la tapa asiática reflejo de la cultura del país. Por supuesto, para acompañar este manjar y siguiendo con la tradición milenaria del té, el restaurante cambia de tercio y propone armonizar este bocado con más de 15 cócteles.

Toda una experiencia sensorial, gustativa y muy especial para aquellos que añoren viajar al país asiático y no quieran renunciar a su sabor. Poder soñar que estamos paseando por las calles de Hong Kong probando sus dim sum nunca había sido tan fácil como ir al centro de Madrid y sumarse al viaje que ofrece Le Petit Dim Sum.