Quantcast

Feeling Woman, el Pole Sport como deporte olímpico

El Pole Dance es una disciplina que ha ganado una importante notoriedad en los últimos años y, aunque generalmente se la asocia al ámbito artístico y cultural, así como a un público mayoritariamente femenino, lo cierto es que esta práctica puede ser ejecutada tanto por hombres como por mujeres y no solo existen variantes artísticas, sino también deportivas.

De hecho, el Pole Sport es una disciplina competitiva reconocida en varios países, con diversas modalidades competitivas y federaciones nacionales, como la de España, cuya sede se ubica en la academia Feeling Woman y que están, a su vez, reguladas por la Federación Internacional de Pole Sport. Gracias a estos organismos, esta modalidad cuenta con una práctica competitiva ampliamente institucionalizada, lo cual ha llevado a plantear la posibilidad de considerar al Pole Sport un deporte olímpico.

Esfuerzos que se suman para pedir el reconocimiento del Pole Sport

Existen varios elementos que favorecen el reconocimiento del Pole Sport como deporte olímpico, ya que se trata de una disciplina con evidentes cualidades atléticas, con movimientos que exigen la destreza física del practicante durante la competición. Además, tiene un sistema de puntos bastante establecido con el cual los jueces llevan a cabo las puntuaciones en los eventos competitivos. Por esta razón, actualmente, el Comité Olímpico Español tiene bajo estudio la pertinencia del Pole Sport como un deporte olímpico, a raíz de la formalización que ha alcanzado este deporte en España.

Estos avances han tenido lugar, gracias a los organismos y escuelas dedicadas a su enseñanza y difusión en el país, como Feeling Woman, una de las academias más grandes a nivel internacional. Esta, en conjunto con otras organizaciones, como la Federación Española de Pole Sport, ha contribuido a regularizar la práctica competitiva de este deporte en sus múltiples categorías como masculina, femenina, infantil y las categorías masters, para practicantes mayores de 40 y 50 años respectivamente.

Una academia que se compromete con el reconocimiento del Pole Dance en España

Con más de 13 años de experiencia, Feeling Woman es una de las escuelas de Pole Dance más grandes de Europa y la segunda más grande del mundo, además de ser una de las representantes insignes del Pole Sport en España. Sus esfuerzos en la enseñanza, así como el alto nivel de los competidores que entrenan en su academia, contribuyen a romper prejuicios sobre esta disciplina, y generar visibilidad y reconocimiento hacia su práctica tanto artística como competitiva.

El crecimiento de las diferentes variantes de Pole Dance favorece esta causa. No obstante, aún se requiere de varios esfuerzos para superar los estereotipos y posicionar el Pole Sport en el sitial que le corresponde, como un genuino deporte de competencia, que representa, de hecho, una excelente forma de mejorar la condición física y desarrollar las habilidades corporales, incluso entre aquellas personas que no se les da bien o no tienen afinidad natural con el deporte.