Quantcast

Planas insiste en que no hay cambio radical de posición sobre el Sáhara

La carta que envió Pedro Sánchez al Rey de Marruecos supuso un terremoto político porque supuso una confirmación por escrito de que España aceptaba la soberanía del país vecino sobre el Sáhara Occidental, colonia española hasta 1975. Toda la oposición ha criticado este cambio de postura, aunque los miembros del gobierno han afirmado que no ha habido giro en este aspecto.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha instado este miércoles al Partido Popular a priorizar unas relaciones “estables y positivas” con Marruecos como, en sus palabras, hace el Gobierno y ha recalcado que no hay un “cambio radical” sobre la postura del Sáhara Occidental.

Así lo ha trasladado en una entrevista en RNE, al ser preguntado acerca de si espera el apoyo de los ‘populares’ al cambio de posición sobre el Sáhara después de que su líder, Alberto Núñez Feijóo, se reuniera la semana pasada con el primer ministro marroquí, Aziz Ajanuch, aprovechando su visita a Rotterdam con motivo del Congreso del Partido Popular Europeo.

Yo espero y deseo que la principal fuerza de la oposición ponga la prioridad como el Gobierno en que estas relaciones sean estables y positivas“, ha apuntado el ministro, al tiempo que ha subrayado que España tiene “muchos intereses en Marruecos” y que las relaciones con el país vecino “no deben ser una cuestión partidaria”.

En este sentido, ha reclamado que estos asuntos se traten como una cuestión de Estado. “En todo caso, lo que siempre debe prevalecer es el interés superior de una relación que es estratégica y debe continuar siéndolo“, ha enfatizado Planas, que fue embajador en Rabat durante siete años.

Planas ha hecho hincapié en que la geografía es fundamental en el ámbito de la política y que, en este marco, las relaciones de vecindad deben construirse de forma positiva y “evidentemente evitar los conflictos“. “Que las cosas vayan bien es importante para los dos países”, ha añadido.

Sobre la decisión del Ejecutivo y la polémica que ha conllevado este cambio de postura, Planas ha explicado que “lo que se ha hecho es considerar, como lo han hecho otros países de la Unión Europea, que la propuesta de Marruecos es una propuesta realista“. Así, ha hecho alusión a las reuniones de alto nivel durante el gobierno de Mariano Rajoy nivel en las que, según Planas, “se consolidaron unas posiciones”.