Quantcast

Pedro Sánchez viaja a Moldavia como gesto de apoyo de España a este país

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, realizará este viernes un viaje a Moldavia tras haber sido aplazado hacer un mes. El motivo es trasladarle el apoyo de España a esta nación fronteriza con Ucrania y que también está sufriendo el impacto de la invasión rusa.

Este viaje estaba previsto para el pasado 28 de abril pero Sánchez decidió posponerlo un día antes por  la votación en el Congreso de los Diputados del decreto con medidas para hacer frente a la crisis provocada por la guerra en Ucrania, en la que el presidente quería estar presente hasta el final por su importancia.

El contexto actual es parecido al de hace un mes, ya que el conflicto aún no ha terminado. En aquel entonces, el presidente había visitado Kiev una semana antes y también había una fuerte tensión en la región separatista moldava de Transnistria.

Se trata de la primera vez que un presidente del Gobierno español visita el país desde que se establecieron relaciones diplomáticas hace tres décadas. Además de dejar clara la solidaridad y el apoyo ante el impacto que la guerra en Ucrania está teniendo en Moldavia, también se busca dar un impulso a las relaciones bilaterales, hasta ahora muy modestas, sobre todo en ámbitos de interés para las autoridades moldavas como las infraestructuras, las energías renovables o el sector agroalimentario.

De hecho, el Gobierno tiene en sus planes más próximos la apertura de una antena diplomática en Chisinau, algo que han venido reclamando desde hace tiempo las autoridades moldavas, han precisado fuentes gubernamentales.

Con todo, el principal objetivo es reafirmar el apoyo a Moldavia en el contexto actual así como reiterar la postura española de respaldo a la integridad territorial y la soberanía de este país dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas, lo que incluye a Transnistria.

A finales de abril esta región separatista, en la que hay presencia de tropas rusas, fue escenario de varias explosiones de origen desconocido lo que elevó la tensión e hizo temer que pueda tratarse de ataques de bandera falsa por parte de Rusia para abrir un nuevo frente en el conflicto en Ucrania.

LA AGENDA DE LA VISITA

Sánchez tiene previsto sendos encuentros con la primera ministra, Natalia Gavrilita, y con la presidenta, Maia Sandu, ambas proeuropeas. El presidente ya habló por teléfono en los días posteriores al inicio de la invasión rusa de Ucrania con Sandu, con quien realizará en esta ocasión una declaración institucional. Desde entonces, el país ha procedido a presentar formalmente su solicitud de adhesión a la UE, igual que la propia Ucrania y también Georgia.

Asimismo, Sánchez tiene previsto visitar un centro de refugiados ucranianos en Chisinau. Moldavia es el país europeo que más ucranianos ha acogido per capita en relación con su población, ya que apenas tiene unos 2,7 millones de habitantes.

Según datos de ACNUR, de los más de 6,8 millones de ucranianos han cruzado las fronteras de su país, casi 480.000 han tenido como destino Moldavia. De ello, unos 84.000 han permanecido en el país.

En este sentido, las autoridades moldavas han pedido ayuda ya que se han visto desbordadas ante este flujo de refugiados, por lo que España ya se ha ofrecido para acoger a al menos 2.000 de esos refugiados ucranianos.

Además, Moldavia es uno de los países que está recibiendo ayuda de los 8 millones destinados a países fronterizos con Ucrania del paquete récord de 31 millones aprobado por el Gobierno para esta crisis humanitaria, han recordado desde Moncloa.