Quantcast

Chow Chow: todo lo que debes saber sobre la personalidad del perro

Cuando uno piensa en el Chow Chow, le viene a la mente el perro de lengua azul con el llamativo pelaje de un mini león. Este cachorro de apariencia única también posee una personalidad muy peculiar. Reservado e independiente, el perro Chow Chow tiene un temperamento fuerte y dominante. Si tienes curiosidad por saber un poco más sobre la raza Chow Chow, Explicamos todo sobre su personalidad, comportamiento y relación con otros animales y personas. Compruébalo.

El Chow Chow es un perro muy reservado e independiente

Una de las principales características del perro Chow Chow es ser reservado. Es un animal al que le gusta estar en lo suyo, sin mucha agitación. Por tener este temperamento más cerrado, es un perro que suele preferir estar solo que en compañía de otras personas y animales. El Chow Chow es muy independiente y esto le permite estar solo sin problemas. Pero eso no significa que la raza de perro de lengua azul no disfrute de la compañía de su tutor, sino todo lo contrario. La raza Chow Chow es extremadamente leal y protectora de su amo, con el temperamento propio de un perro tutor, tal y como fue criado en el pasado. Suele elegir a un miembro de la familia para que sea su favorito, pero si alguien de la casa está en peligro puedes confiar en que utilizará todo su instinto protector para ayudar.

A pesar del suave pelaje del Chow Chow, el no es aficionado a los mimos

Hay variedades de Chow Chow negras, caramelo, blancas, doradas e incluso rojizas. Independientemente del color, su pelaje esponjoso, suave y mimoso hace que el primer instinto de una persona sea pasar la mano por su pelaje. Sin embargo, el perro de la raza Chow Chow no es muy aficionado a la aglomeración. No le gusta que le cojan, le acaricien o le apoyen demasiado. Estas actitudes pueden hacer que esté estresado y ansioso. Así que, por muy difícil que sea resistirse a la tentación de acariciar un pelaje tan suave y mullido, lo mejor es evitarlo.

¿Es bravo el Chow Chow? Entender en qué situaciones puede ocurrir

Una duda común es si el Chow Chow es bravo. La verdad es que su temperamento es muy tranquilo y reservado la mayoría de las veces. El problema es que también son tercos y desconfiados. Por lo tanto, pueden volverse agresivos en ciertas situaciones. Esto ocurre cuando se sienten perturbados o molestados de alguna manera. Así que no es que el perro sea bravo, simplemente no le gusta sentirse amenazado y reacciona para proteger a los que quiere y a sí mismo.

Ya sea un Chow Chow negro, caramelo, blanco o de otro color, la raza es independiente y le gusta la tranquilidad

El perro Chow Chow no suele ladrar mucho

Además de ser reservado, el Chow Chow es un perro muy tranquilo. Le gusta el silencio y la calma. Así, el perro raramente ladrará. Cuando esto ocurre, suele ser porque el animal se siente amenazado o algo le molesta demasiado. El Chow Chow que ladra también puede estar tratando de alertar al tutor de algún problema, guiado por su instinto de perro tutor. Como no es habitual que el perro ladre, preste atención para averiguar el motivo.

La raza de perro Chow Chow no es destructiva, ya que no suele ser muy agitada

chow chow

Si quiere saber si encontrará muebles, objetos y juguetes destrozados cuando llegue a casa, sepa que es muy difícil. Al Chow Chow no le gusta la agitación y es más reservado. Entonces, es raro que ensucie y destruya la casa. El perro de lengua azul difícilmente dará este tipo de trabajo al tutor. De hecho, esto ocurre más a menudo cuando el perro entra en la fase adulta. Su instinto de dominación suele salir a relucir, y en el proceso puede sentir el impulso de desafiar y morder, como un perro de caza. Recuerde también que el Chow Chow se enfada y es agresivo cuando se ve amenazado. Así que si empieza a destruir cosas en la casa puede que se sienta molesto de alguna manera y trate de desafiar.

El adiestramiento del perro Chow Chow es fundamental, pero puede ser complicado por su terquedad

Debido a que es una raza con un temperamento territorial y protector, es importante entrenar al cachorro Chow Chow. Esta práctica ayuda a controlar el comportamiento dominante. Un cachorro de la raza que haya sido adiestrado en los primeros meses de vida entenderá mejor lo que está bien y lo que está mal, lo que también contribuirá a una buena convivencia con los humanos y otros animales. Sin embargo, el entrenamiento puede ser un poco complicado. El Chow Chow es testarudo y, por lo tanto, puede ser un poco difícil conseguir que acepte las órdenes de inmediato. Su dificultad para recibir las normas puede ser una prueba de paciencia para el tutor. Siempre hay que dar una recompensa y estimularlo con juguetes y golosinas para que el animal se interese. Nunca intentes utilizar la violencia y las actitudes más agresivas y bruscas, porque, además de ser un error, al Chow Chow puede no gustarle nada y reaccionar. La raza de perro de lengua azul es muy inteligente, por lo que cuando deja de lado su forma dominante y obstinada, aprende bien las órdenes.

La relación entre el Chow Chow y otros animales puede no ser muy buena

Como el Chow Chow es muy reservado, es habitual que no se lleve bien con otros animales. Les gusta tener su espacio y que nadie lo invada. Por ello, la convivencia con otros perros suele ser complicada. El suele ser muy desconfiado y, en determinadas situaciones, puede ser incluso un poco agresivo. La mejor manera de mejorar la convivencia entre el Chow Chow y otros animales es con la socialización del cachorro, que debe hacerse desde el principio. Sólo entonces se acostumbrará a la presencia de los demás.

Al Chow Chow le encanta estar con la familia, pero no reacciona bien con los extraños

El perro de la raza Chow Chow ama a su familia y le encanta estar con ella. Sin embargo, no se lleva muy bien con los extraños. La raza se vuelve muy sospechosa en presencia de extraños debido al instinto de perro tutor. Cuando recibas a alguien en casa, lo ideal es que le hagas saber que tu mascota no es fanática de la gente nueva y puede ser un poco cerrada. También adviértales que eviten jugar mucho con él. Al Chow Chow no le gusta que se le pegue mucho, por lo que ignorará cualquier señal de afecto que le muestre un extraño. Lo ideal es que el tutor se mantenga siempre cerca de la mascota en estas situaciones, evitando que se quede sola con la visita.

La raza Chow Chow no es la mejor opción para los niños

El Chow Chow es una gran compañía, pero no es un perro ideal para los niños. Es común que los pequeños quieran jugar y tocar al perro todo el tiempo y eso no le gusta mucho a esta raza. No le gustan los mimos ni los juegos salvajes, por lo que probablemente no seguirá el ritmo enérgico de los niños. La convivencia entre el Chow Chow y un niño debe ser de respeto a los límites y siempre necesita supervisión. Pero no creas que el Chow Chow está completamente cerrado. Con una buena socialización desde una edad temprana, el animal se acostumbrará a los niños y a cualquier otra persona, lo que hará que la convivencia sea mejor. Por lo tanto, es esencial que la socialización se haga con el cachorro de lengua azul.

La actividad física no es el punto fuerte del Chow Chow, pero es importante hacer ejercicio

La práctica de ejercicios es fundamental para que cualquier perro tenga una vida más saludable. Sin embargo, el Chow Chow es un animal que no es partidario de estas prácticas. Tiende a ser perezoso y no está muy interesado en el ejercicio. El Chow Chow prefiere quedarse quieto y descansar. Por lo tanto, si está dispuesto a adoptar un perro Chow Chow, sepa que no es ideal que le haga compañía cuando practique deporte. Pero hay que tener cuidado para que el animal no se vuelva sedentario. El ejercicio físico es esencial y, como el Chow Chow no mostrará mucho interés, es importante que el tutor lo acostumbre al ejercicio desde una edad temprana. Necesita caminar con frecuencia, aunque sea por poco tiempo. Por lo tanto, guarde siempre algo de tiempo para un paseo saludable con su hermoso perro de lengua azul.