Quantcast

Frío o calor: esto es lo que debes aplicar cuando tienes una contractura

¿Frío o calor ante la contractura muscular? Es la pregunta común cuando alguien ha realizado un sobreesfuerzo, una rutina de ejercicios, ha sufrido una caída o se ha lesionado una articulación. En la mayoría de los casos estas lesiones se tratan de aliviar con frío o calor. 

Ahora bien ¿Es correcto colocar frío o calor?  ¿Cual es la mejor opción?, este artículo aborda la mejor manera de cómo estas terapias de frío y calor pueden ayudarte.

Te puede interesar: Qué es una contractura.

Qué es una contractura

Frío o calor: esto es lo que debes aplicar cuando tienes una contractura

Se puede describir una contractura muscular como una contracción involuntaria de un músculo o grupo de estos que se mantienen en constante tensión. Este tipo de lesiones puede provocar mucho dolor, limitación de la movilidad del miembro afectado e inflamación del área lesionada.

La persona que padece la lesión deberá guardar reposo, inmovilizar el miembro lesionado y es muy probable que su médico le indique tratamiento farmacológico, además de crioterapia o termoterapia, según su lesión.