Quantcast

La importancia de de la piel y de usar los productos adecuados, por Le Meilleur de Toi

Uno de los órganos más importantes del cuerpo humano que tiene la función de facilitar la interacción del organismo con el entorno y de proteger el cuerpo es la piel. Jennifer C. Alvez, CEO de Le Meilleur de Toi, un centro para el cuidado, terapia facial y rehabilitación de la piel, informa sobre la importancia de cuidarla.

Para esta experta, es fundamental que la gente conozca que hay diferentes tipologías de piel. Asimismo, también es relevante saber que no se trata de una piel, sino de tres capas que tienen funciones específicas y diferenciadas. El saber cómo se componen y trabajan es crucial para cuidarlas adecuadamente con una rutina facial.

Las capas que componen la piel

Jennifer C. Alvez recuerda que la piel de los seres humanos está compuesta dos capas importantes: epidermis y dermis, la cual está unida al tejido graso subcutáneo.

La epidermis es la capa externa que se ve a simple vista y la primera que, por tanto, recibe los daños externos. Está compuesta por 4 estratos: basal, espinoso, granuloso y corneo, aunque en las manos y los pies hay un quinto, el lúcido. Solo en esta capa se puede encontrar ya una amplia variedad de células como los ueratinocitos, una célula viva con núcleo, citoplasma y membrana. Se asientan sobre la membrana basal dando unión a la dermis, conocida como unión dermoepidérmica. Los melanocitos, células encargadas de protegernos a través de la melanina o Merkel, cuya función es la percepción táctil. Por otro lado, está la Langerhans, la cual forma parte del sistema inmunitario y su función es detectar antígenos o los Corneocitos, células que ya han perdido su núcleo y contenido celular, excepto la queratina y los factores de hidratación natural.

En segundo lugar, la dermis es conocida como la segunda capa, que hace de sostén de la epidermis. Está compuesta, sobre todo, por fibras y sustancia fundamental, además de células como fibroblastos, masteocitos, histiocitos y anexos como la unidad pilosebacea, la glándula ecrina y apocrina. Sin olvidarse de estructuras vasculonerviosas.

Es una capa extremadamente importante, ya que cualquier disfunción o beneficio en la misma, se vera reflejada en la epidermis y, por lo tanto, en el aspecto exterior de la piel.

Finalmente, la hipodermis, la cual en muchos libros teóricos está considerada como la tercera capa de la piel, pero en Le Meilleur de Toi indican que, en realidad, hay que tratarla como un tejido graso subcutáneo con células llamadas lipocitos, situada debajo de la dermis y que limita con la fascia profunda.

Alvez recuerda que se trata de un ecosistema complejo y muy delicado. La CEO de Le Meilleur de Toi considera que, por eso las sustancias que se apliquen deben ser específicas y tienen que responder a las características de cada tipo de piel. En consecuencia, esta profesional cuestiona severamente la costumbre de utilizar cremas «para todo tipo de piel» sin la valoración de un profesional especialista, no es competente adquirir un producto a libre elección, sin conocimientos, da igual el medio.

La pertinencia de la observación profesional de la piel

Sea cual sea el comportamiento o reacción que la persona vea en su piel, lo recomendable es acudir a un profesional para una evaluación minuciosa. Ese diagnóstico debe determinar los ingredientes que se necesitan en un momento dado para mejorar el funcionamiento celular. Para Jennifer C. Alvez, en cosmética, es mejor usar pocos cosméticos pero con ingredientes activos adecuados y asemejados a la piel, que muchos cosméticos con ingredientes dañinos como: aceites minerales del petróleo, perfumes…

También es conveniente la evaluación para analizar la pertinencia de una terapia. En Le Meilleur de Toi cuentan con terapias 100 % personalizadas para atender el tipo de piel de cada quien. Todas se realizan con diagnóstico previo.

Con más de 18 años de experiencia, ha reunido los conocimientos para poder combinar terapias manuales y aparatología avanzada. Gracias a esto, el centro ofrece servicios de terapias faciales y corporales, diagnóstico online, fotodepilación, pilates, nutrición, quiromasajes y microblading. Todo está orientado a brindar el cuidado más adecuado para la piel. 

Sin embargo, esto no es posible si tanto la persona como su terapeuta no saben cuáles son sus características.

En consecuencia, Alvez recomienda a cada persona tomarse un tiempo para conocer su propia piel y encontrar la mejor manera de cuidarla.