Quantcast

Trufas de chocolate blanco: el broche final para la cena de Nochebuena

La cena de Nochebuena es una de las ocasiones más mágicas que se pueden compartir en familia. Y después de estar juntos durante una hermosa velada entre buena comida y amada compañía, nada mejor que terminarla con un compartir dulce y delicado. Las trufas de chocolate blanco son suaves, dulces y delicadas, por lo que serán perfectas para cerrar la degustación de deliciosos platillos.

En esta ocasión te traigo dos propuestas para que escojas la que más te guste y la que más se adapte a los platos que servirás durante tu reunión de Nochebuena. Por un lado, unas exquisitas trufas de chocolate blanco y coco, y por otro, unas aromatizadas con limón que te harán suspirar. Anímate a prepararlas y no te arrepentirás.

   

Dale forma a las más ricas y aromáticas trufas

Una vez que la mezcla esté solidificada, ponte unos guantes para evitar derretir el chocolate con el calor de tus manos y corta porciones en forma de cubos. Modela las trufas formando bolitas del tamaño de un bocado.

Pásalas por el coco rallado para decorarlas y pasa algunas otras por los trocitos de almendras. Presiona un poco para que se peguen bien y guárdalas en un recipiente o plato dentro de la nevera hasta el momento de servirlas. Son tan suaves y ricas que se derriten en tu boca. Disfrútalas y créeme que todos tus invitados las amarán.

Si te gusta el sabor del chocolate blanco, anímate también a preparar esta rica y tentadora natilla con la que vas a alucinar.

trufas
Foto: Pixabay