Quantcast

Vilalta sobre la cuestión de confianza: El veto de la CUP a las cuentas «ya denota pérdida de confianza»

La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha defendido revisar el acuerdo de investidura con la CUP después de que los anticapitalistas vetaran los Presupuestos catalanes de 2022 y, al ser preguntada por si tiene sentido mantener la cuestión de confianza del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, a medio mandato, ha avisado de que el rechazo a las cuentas «ya denota una pérdida de confianza».

«Es cierto que los Presupuestos en sí mismos, el no haber conseguido cristalizar esta mayoría que sí fue posible en la investidura, ya denota una pérdida de confianza en este punto», ha afirmado en una entrevista ante la pregunta de si ERC está de acuerdo en mantener la cuestión de confianza a medio mandato.

Para ella, el acuerdo de investidura con la CUP sigue vigente y no cree que deba romperse, pese a la «sacudida» que supone su rechazo a los Presupuestos, pero sí que ve necesario revisarlo y analizar qué se ha cumplido, qué está en trámite de cumplirse y qué no se ha ejecutado, y decidir conjuntamente cómo queda y qué tiene sentido mantener y qué no, tanto el punto de la cuestión de confianza como el resto del pacto.

«Lo queremos valorar conjuntamente con la CUP. No es cuestión de que hayamos roto o quede en papel mojado aquel acuerdo. El acuerdo en la mayoría de puntos sigue vigente porque nos creemos que todas aquellas acciones que acordamos son positivas para el país», y ha recordado que muchas de ellas se han incorporado a los Presupuestos.

Esta voluntad de decidir conjuntamente cómo se actualiza el acuerdo también incluye la cuestión de confianza, aunque ha señalado que es competencia de Aragonès decidir si se somete o no a ella: «Pese a ser una cuestión que solo el presidente puede decidir si se somete o no al Parlament, querríamos que acabara siendo un consenso debatiéndolo con la CUP de cómo esto tiene o no sentido en el futuro».

MAYORÍA INDEPENDENTISTA

Así, Vilalta ha insistido en la necesidad de «rehacer» el acuerdo con la CUP para el resto de legislatura, ya que cree que la mayoría de la investidura y su relación con los ‘cupaires’ no se ha roto pese a la falta de acuerdo en los Presupuestos.

La portavoz republicana ha subrayado que lo importante era tener Presupuestos y que no podían quedarse «bloqueados a la espera de unos apoyos que no estaban» –en alusión a la CUP–, por lo que ha celebrado que finalmente hayan llegado a un acuerdo con los comuns para desbloquear las cuentas.

«Que no hayamos coincidido las fuerzas independentistas en esta votación no supone que se haya roto la mayoría independentista. Quiere decir que en una votación determinada, no menor como son los Presupuestos, no nos hemos encontrado», pero confía en que seguirán trabajando conjuntamente para ir a la una en la mayoría de las votaciones y para tejer una estrategia independentista.

«CÓMODOS» CON LOS COMUNS

Sobre si los comuns serán un socio estable del Govern tras el acuerdo en las cuentas, Vilalta ha destacado que con ellos se encuentran «cómodos» porque comparten cuestiones como el derecho a decidir y una voluntad transformadora y de izquierdas, aunque no coinciden en el objetivo de la independencia.

«Querríamos que a esta mayoría que forma el independentismo del 52% se puedan sumar también los comuns y conseguir esta vía más amplia, unas mayorías aún más fuertes para hacer funcionar el país», ha manifestado.

PRESUPUESTOS DE COLAU

Además, ha dicho que una de las condiciones que pusieron los comuns para tramitar los Presupuestos fue que ERC retirara su rechazo a las cuentas del Ayuntamiento de Barcelona, aunque los republicanos querían desvincularlas porque no están de acuerdo con el proyecto de Ada Colau en la capital catalana.

En este sentido, ha reivindicado el «ejercicio de generosidad» que hizo ERC, ya que considera que con este gesto han demostrado que ponen por delante el interés colectivo en vez de los intereses partidistas.