Quantcast

Camarones al ajillo: los tres ingredientes que no deben faltar

Los camarones al ajillo son toda una tradición en cada uno de los hogares y su exquisito sabor bien vale para acompañar una comida fría, un plato caliente o para disfrutar de unos tragos. Tres ingredientes son primordiales en este plato y la ausencia de uno de ellos puede cambiar drásticamente el resultado. Acompáñame a revisar cuáles son y también a verificar su importancia para lograr el mejor resultado.

Los camarones: exquisitos y también nutritivos

El sabor de los camarones es exquisito y eso lo saben muy bien quienes caemos rendidos ante su sabor en diferentes platillos. Ahora bien, no solo son deliciosos, sino que también son nutritivos y recomendados.

Estos mariscos son ricos en vitaminas B6 y B12, así mismo, aportan grandes cantidades de vitaminas A y E, por lo que son aliados de la salud sanguínea, celular y fortalecen el sistema reproductivo e inmune. Además de estas vitaminas, los camarones también aportan minerales como: hierro, potasio, fósforo, zinc, calcio, magnesio, manganeso, selenio y cobre. Mientras que su aporte calórico es relativamente bajo. 

Camarones al ajillo: los tres ingredientes que no deben faltar
Foto: Pixabay

Se parecen, pero no son iguales: diferencias entre gambas y camarones

Con frecuencia se menciona la posibilidad de reemplazar en una receta a los camarones por gambas y esto ha llegado a causar algunas confusiones. Estos dos crustáceos no son iguales y aunque son realmente exquisitos, entre ellos existen algunas diferencias.

Las gambas son de mayor tamaño que los camarones y sus cuerpos lucen más anchos. Además del tamaño, en el sabor también presentan una ligera diferencia. Los camarones suelen ser un poco más salados que las gambas y su sabor resulta más intenso. Según el país en el que te encuentres, es posible que se les nombre de alguna u otra manera, pero eso sí, definitivamente, si hay una receta en la que puedes conseguir a ambos es definitivamente al ajillo.