Quantcast

Alianza contra el Borrado de Mujeres estarán «atentas» tras el anuncio de Sánchez de abolir la prostitución

La Alianza Contra el Borrado de las Mujeres ha celebrado este lunes que el Gobierno avance en la línea abolicionista de la prostitución y señalan que las medidas sobre esta materia «deben completarse» con sanciones «al cliente putero» y «eliminando» las dirigidas a las mujeres prostituidas.

La entidad ha explicado que esperan que este compromiso lanzado por Sánchez en el 40º Congreso del PSOE, se «traduzca en una ley integral» en esta misma legislatura» y aseguran que estarán «atentas» a este proceso.

La abolición de la prostitución ha contado en el congreso del PSOE con un apoyo mayoritario, no así otros temas que también preocupan a las organizaciones feministas, como la postura de la principal formación en el Gobierno a la Ley Trans impulsada por el Ministerio de Igualdad, dirigido por la morada Irene Montero.

En este sentido, apunta la entidad, se presentaron varias enmiendas para que el partido no avalase la posibilidad de que el sexo registral sea elegible, sea la persona transexual o no, o tenga esta disforia de género, o no.

UN «DESPRECIO» A LAS FEMINISTAS SOCIALISTAS

«Nos consta por informaciones de asistentes al Congreso que se impidió la votación de las enmiendas feministas y que se manipuló para incluir en enmiendas transaccionales un texto referido a la autoidentificación que las delegadas no tuvieron la oportunidad de conocer en su literalidad», han denunciado desde la organización, quien cree que «esta maniobra» es ejemplo del «miedo» que, a su juicio, tiene «la dirección socialista a un votación democrática».

Para la Alianza Contra el Borrado de las Mujeres este «desprecio» a las posiciones feministas y «renegando del legado de las mujeres del PSOE» es un «error histórico» de Sánchez.

También han lamentado que el PSOE haya terminado su congreso respaldando la ley del Ministerio de Igualdad. A su juicio, esta norma «ha mostrado sus efectos demoledores sobre los derechos de las mujeres en otros países» en los que, han advertido, ya se están revirtiendo algunas medidas, como las relacionadas con la hormonación de los menores.

La Alianza también ha cuestionado el motivo por el que los socialistas quieren utilizar la palabra transexual en una ley que, apuntan, «se supone que es para garantizar derechos a las personas transexuales». Esta organización no cree que deba utilizarse el concepto ‘trans’ porque, señala, «abarca situaciones muy diversas».

Finalmente, la plataforma feminista ha lamentado que Sánchez haya sido «timorato» en otros temas como «el alquiler de vientres», que también se reclamaba en otras enmiendas reclamando la derogación de la Instrucción de 2010 del Registro, que, según denuncian las feministas, «fomenta la práctica en terceros países al permitir que se inscriban en España bebés comprados fuera de España».