Quantcast

Cómo mejora una silla Gaming a una de oficina

Con la masificación de nuevas tecnologías como la 5G y conexiones de fibra óptica en el hogar, aunado a la consolidación del trabajo remoto, los juegos electrónicos o e-gaming han pasado de ser un simple hobby a una profesión cada vez mejor remunerada. Si bien en teoría cualquier persona puede incursionar en el e-gaming, lo cierto es que se requerirá disponer de un buen ordenador, una buena conexión a internet y una silla especial para gaming.

¿Una silla para gaming?, ¿no sirve una cualquiera de oficina? La respuesta es ¡NO!, ya que las sillas para gaming disponen de diseños y funciones únicas que no encontraremos en una tradicional silla de oficina. En cuanto a los modelos recomendables, podemos encontrar en internet un amplio listado de webs especializadas en todo tipo de sillas para gaming. ¿Por qué una silla de oficina no me servirá para jugar Videojuegos de manera profesional? A continuación, te explicaremos el porqué de ello.

Diferencias entre una silla gaming a una de oficina

Un aspecto a destacar y que probablemente genere más confusiones es que ambas sillas se caracterizan por ser ergonómicas, ya que están diseñadas para que las personas estén sentadas sobre ellas por varias horas seguidas. Es por ello que muchas personas tienden a creer que para trabajar en remoto da lo mismo una silla gaming a una de oficina. Sin embargo, la realidad dista un poco de esa creencia pues dependiendo de lo que vayas a realizar profesionalmente en remoto, te convendría más una gaming o una de oficina.

¿Qué ventajas me ofrecen las sillas de oficina?

Lo primero que debemos tener muy en cuenta es que una silla de oficina está pensada para trabajar y no para jugar. Por ende, su diseño se centra en bridar la mayor comodidad y apoyo posible en aquellas zonas del cuerpo que tienden a sufrir dolores cuando una persona pasa mucho tiempo sentada de manera estática.

Obviamente que mientras más costosa es la silla de oficina, esta tendrá más funciones avanzadas para permitir un máximo de confort mientras se trabaja. En cuanto a su diseño, las sillas de oficina tienen un aspecto bien elegante y minimalista las cuales se hacen idóneas para ser usadas en reuniones de negocios.

¿Cuáles son las ventajas de una silla gaming?

Al contrario de las sillas de oficinas, una silla gamer obviamente está enfocada en los juegos y en permitir que la persona pueda pasar horas jugando sin sufrir dolores o lesiones. Es lógico que al jugar no vamos a permanecer mucho tiempo en una posición estática por lo que una silla para el gaming tiene que proporcionar apoyo para todo el cuerpo, a fin de que este retome rápidamente una posición adecuada al recargarnos sobre ella.

Es por esta razón que las sillas para gaming disponen de más accesorios que una silla de oficina. Estos elementos o accesorios adicionales permiten descargar la tensión que se genera principalmente en la cabeza, los pies y los antebrazos al jugar de manera intensiva. Con ello, podremos jugar largas horas de una forma más relajada y cómoda.

¿Cuál silla me conviene más?

Teniendo en cuenta las características anteriores, la respuesta es: Depende. Si vamos a hacer trabajos que implique quedarnos un largo tiempo en posición estática, deberíamos optar por una de oficina. Si, por el contrario, requerimos una silla que nos “aguante” los constantes movimientos (como suele ser cuando jugamos), obviamente la elección debe ser una silla gaming.