Quantcast

Fundación Selgas-Fagalde excluye el cuadro de El Greco del inventario

La Fundación Selgas-Fagalde ha remitido este jueves a la Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo del Gobierno asturiano un documento con fecha del 22 de septiembre de 2021 con el nombre ‘Inventario-Colección Artística Fundación Selgas-Fagalde’, donde se relacionan las obras pictóricas pertenecientes a la colección del conjunto conocido como ‘La Quinta’ y otras que no pertenecerían a la misma, como el caso de ‘La Inmaculada’, de El Greco.

Así lo ha confirmado este viernes la consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismo del Gobierno asturiano, Berta Piñán, que es patrona de la mencionada fundación en representación del Principado y que ha comparecido en el parlamento asturiano para informar tras la polémica acerca de las ventas por parte de la Fundación del cuadro de ‘La inmaculada’, finalmente frustrada, y del cuadro ‘Anibal vencedor contempla por primera vez Italia desde los Alpes’, de Goya. Este fue vendido por 3,3 millones de euros.

Piñán ha dicho que también desde la Fundación le han enviado el contrato de esa venta, incluyendo la tasación del cuadro de Goya elaborada en mayo de 2020 por una casa de subastas con un valor que oscilaría entre los 2,5 y los 3 millones de euros.

Además, ha explicado que en ese documento se señala que el cuadro de Goya procede y fue adquirido por la Fundación el 22 de enero de 1992 en virtud de herencia de doña Manuela Fagalde, dato que considera «relevante», dado que la Constitución de la Fundación con su correspondiente dotación fundacional corresponde a 1991.

Berta Piñán ha reconocido las dificultades de conseguir información por parte de la Fundación, a pesar de ser patrona. Ha dicho que lleva meses pidiendo la documentación y que solo una parte llegó este jueves.

Como patrona participó el 21 de mayo de 2020 en una multiconferencia telefónica para una reunión del Patronato en la que, en el marco de un punto del orden del día sobre posibles efectos de la crisis del COVID-19 en el segundo trimestre, se habló «de la venta de esas obras de arte».

PUNTO ESPECÍFICO EN EL ORDEN DEL DÍA

Posteriormente, en el mes de noviembre fue convocada a otra reunión. Ha dicho que en ese orden del día aparecía un punto denominado ‘Ratificación del acuerdo de venta de las obras de Goya y Greco (Aníbal-Ascensión o Inmaculada) y su declaración de no ser bienes adscritos a la dotación Fundación Selgas-Fagalde. Piñán no pudo participar en esta reunión por otros compromisos y delegó su voto en el presidente. El punto salió adelante por unanimidad. Piñán se ha mostrado arrepentida los últimos meses por delegar el voto y ha pedido perdón públicamente.

Ha mostrado su discrepancia con la venta y ha dicho que así lo ha trasladado, recordando además que ha votado en contra de las cuentas en la última reunión. También pidió una auditoría externa.

Piñán ha dicho que seguirá solicitando información sobre lo ocurrido y sobre todo lo relativo a la dotación fundacional. Ha dicho que el Ministerio de Cultura, que ostenta Miquel Iceta, también está analizando la situación y acudirá a la Justicia «en caso de apreciar cualquier irregularidad».

Ha comentado Berta Piñán, a preguntas de los diputados, que nadie le advirtió sobre sospecha alguna en relación al patronato de la mencionada Fundación y que ella es una persona honrada y que actúa en todo momento como tal. «Me he visto envuelta en todo este proceso», ha dicho.

Ha reconocido que ella misma también se ha preguntado cómo es posible que si los mencionados cuadros no forman parte de la dotación fundacional, el asunto de su venta se sometiese a la aprobación por parte de los patronos. «Es una situación extravagante», ha admitido. Además, ha dicho que no consta inventario alguno de la dotación artística en el Principado.

En relación a la posibilidad de que los patronos cobren, Piñán ha explicado que en las cuentas de 2020 existe una partida de unos 180.000 euros, que van dedicados a retribuir a los miembros del patronato en labores que hacen independientemente de su labor como patronos. Es algo que permite la ley, han señalado desde el Principado. No obstante, Berta Piñán ha dicho que ha solicitado la información para ver «qué se cobra y por qué».