Quantcast

Lo que no ves: la realidad de los efectos especiales más espectaculares del cine

Hoy en día el cine está lleno de efectos especiales que son una mezcla de varias técnicas. Estos surgieron con la idea de poder crear una ficción que se sitúe entre la realidad y la fantasía.

Los efectos especiales son los elementos que se utilizan generalmente en películas y series de ciencia ficción para crear personajes, lugares o situaciones que en la realidad no podrían ocurrir. 

El origen de los efectos especiales

Newport-Ultra-Cinema

Este concepto es más estricto de lo que significan efectos especiales que están clasificados en efectos de sonido y efectos visuales. Si es una combinación de ambos la gente se puede referir a ellos como «trucos». Los efectos especiales hoy en día son un elemento esencial en la industria del cine, que utiliza la ciencia y los avances tecnológicos para crear maravillas. 

Su orígen se remonta a principios del siglo XX, cuando comenzó a desarrollarse el cine, siendo una de las grandes atracciones del momento. El 28 de diciembre de 1895 en París, los hermanos Lumière presentaron el primer cine-teatro del mundo con la película de ‘Salida de las fábricas Lumière en Lyon-Montplaisir.’ A partir de ahí es cuando empezó a conseguir el éxito la industria del cine. 

Y uno de los mayores precursores de lo que conocemos hoy como cine actual fue Geroges Meliés. El fue el encargado de hacer entender que el cine era una forma de transmitir ilusión en un ambiente apropiado para ello. Por ello, los creadores de obras literarias y productores utilizaron la ciencia además de como un fin, como una forma de transmitir un mensaje. 

El objetivo era juntar varias imágenes para contar una historia, pero también conseguir que el espectador tuviera la ilusión de ver algo especial y que en la vida real no es capaz de ver. A partir de ahí comenzaron a surgir técnicas para lograr este objetivo, al principio se llamaron ‘Trucos’ pero finalmente optaron por Efectos Especiales.