Quantcast

Belarra quiere aprobar en 2022 una Estrategia de Juventud

El Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, a través del Instituto de la Juventud (INJUVE), ha convocado este jueves la Comisión Interministerial de Juventud, órgano que cita a todos los departamentos ministeriales y al Consejo de la Juventud para abordar la nueva Estrategia nacional de Juventud 2030, que quieren tener aprobada a comienzos de 2022.

Dicha Comisión se convocó por última vez en 2017, por lo que llevaba cuatro años sin darse cita, a pesar de ser el espacio de la Administración General del Estado con funciones de coordinación de las políticas de juventud con carácter transversal.

La ministra de Derechos sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha señalado que la Estrategia de Juventud 2030 debe abordar «una serie de aspectos imprescindibles». Entre ellos ha destacado «cuestiones como el derecho a la vivienda».

«Tenemos que abordar, con garantías, la situación de los alquileres en nuestro país que permita a los y las jóvenes de nuestro país poder emanciparse y comenzar sus proyectos de vida», ha subrayado.

Belarra también ha mencionado otras problemáticas que afronta la juventud, como la falta de empleo decente y ha indicado que es «fundamental la labor que está realizando el Ministerio de Trabajo y Economía Social para la derogación de la reforma laboral y el establecimiento del contrato indefinido y del salario decente».

Además, la ministra se ha referido a la cuestión de la salud mental señalando que hay que abordar «con integralidad el acompañamiento y el apoyo que se debe dar a los jóvenes que se encuentran en situaciones difíciles para salir adelante».

Por su parte, la directora general del Instituto de la Juventud, María Teresa Pérez, ha asegurado que «para garantizar que la juventud puede ser artífice de su propio proyecto vital en condiciones dignas se necesita un compromiso integral para abordar conjuntamente como Gobierno las problemáticas que afectan a los jóvenes que van desde el empleo, la vivienda o la educación hasta el ocio o la salud» y «eso es lo que persigue esta Estrategia».

La elaboración de esta Estrategia del Gobierno será un proceso participativo que recabará propuestas del Consejo de la Juventud de España, como máximo representante de la juventud, y negociará medidas y actuaciones concretas de cada ministerio con competencias para abordar las problemáticas que afectan a los jóvenes.

Según el cronograma presentado para este proceso, se pretende aprobar el documento final a comienzos de 2022. El Injuve ya lideró en febrero de 2021 la Consulta Pública a la Juventud con motivo de la Estrategia de Desarrollo Sostenible y pudo conocer sus preocupaciones, así como el estado de situación de la juventud a través de más de 6.000 entrevistas que componen la muestra del Informe de Juventud en España 2020 publicado en marzo de este año.

Si bien, esta Estrategia pretende combatir la dispersión de las políticas públicas con impacto juvenil y darles coherencia y coordinarlas para que constituyan realmente un «proyecto de país».

Algunos de los objetivos marcados en materia de empleo que deberán ser consensuados en este órgano, según precisa el Ministerio, son: una adecuada regulación del contrato de formación para fomentar la estabilidad laboral de los jóvenes, la generalización del contrato indefinido, la derogación de la reforma laboral o la subida del SMI hasta alcanzar el 60% del salario medio en España.

En materia de emancipación, esta Estrategia instará al departamento competente a aprobar «urgentemente» una Ley de Vivienda «ambiciosa» regulando el alquiler privado, promoviendo el uso social de la vivienda privada vacía, y desarrollando el alquiler público y asequible no enajenable.

Asimismo, propone un pacto de Estado por la diversidad y contra el acoso escolar en las aulas, fomentar el aprendizaje de competencias de ciudadanía democrática y contra los delitos de odio, medidas para garantizar el bienestar mental de la juventud, prevenir el suicidio y promover relaciones afectivo-sexuales seguras y libres de violencia.