Quantcast

El PP quiere que el Congreso condene la «dictadura cubana»

El PP quiere que el Congreso condene «la dictadura y la represión en Cuba» y forzará una votación para intentar que la Cámara cite de forma urgente al nuevo ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, para que fije ante la comisión parlamentaria del ramo la posición del Gobierno sobre las protestas que están teniendo lugar en la isla.

Dado que julio y agosto son inhábiles a efectos parlamentarios, la proposición no de ley registrada por los ‘populares’ que incluye la condena al régimen castrista no podrá debatirse, en principio, hasta el próximo mes de septiembre, cuando arranque el nuevo periodo de sesiones.

Pero el PP va a llevar el asunto a la Diputación Permanente del Congreso, el órgano que ejerce las funciones del Pleno en periodos extraordinarios como el estival, y que previsiblemente se reunirá este mes. Su intención es forzar un debate sobre lo que está sucediendo en Cuba e intentar que se obligue a Albares a comparecer durante el verano.

En concreto, el primer partido de la oposición solicita su comparecencia para que dé explicaciones sobre la posición de España respecto a la crisis de Cuba y en relación con la aprobación de una declaración de condena de la dictadura y la represión.

Vox, que no tiene diputados suficientes para pedir la convocatoria de la Diputación Permanente, también tiene registrada una iniciativa de condena del régimen cubano, pero, como la del PP, todo indica que tendrá que esperar a septiembre.

LIBERACIÓN DE LOS PRESOS

El PP ha registrado su proposición no de ley después de que este martes, el presidente, Pedro Sánchez, señalara que Cuba «no es una democracia» pero evitara hablar de dictadura, como han seguido haciendo este miércoles buena parte de los miembros de su Gabinete.

En su iniciativa, los de Pablo Casado instan al Gobierno a condenar «la dictadura y la represión en Cuba» y a exigir la liberación de todos los presos políticos y periodistas encarcelados, como es el caso de la corresponsal del diario ‘ABC’ Camila Acosta.

También le emplaza a apoyar a las fuerzas democratizadoras desde la Embajada de España en La Habana, tal y como promueve la Estrategia de Acción Exterior 2021-2024 aprobada por el Gobierno, así como a «invitar a miembros de la oposición democrática en todas las recepciones oficiales que se hagan en la Embajada de España en La Habana».

Le demanda, asimismo, que se mantengan encuentros con la oposición democrática en todos los desplazamientos oficiales de miembros del Gobierno de España a la isla y que se promueva una posición única de la UE que impulse «una transición pacífica a la democracia, en la que todos los cubanos puedan decidir su futuro en libertad y sin injerencias».

INICIAR EL CAMINO DE LA DEMOCRACIA

Finamente, pide que España se sume «al llamamiento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para que el Gobierno de Cuba cumpla con sus obligaciones con los Derechos Humanos, en particular el derecho a la protesta».

La proposición no de ley firmada la portavoz, Cuca Gamarra; el portavoz adjunto responsable del área de Exteriores, Pablo Hispán; y la portavoz en la Comisión de Exteriores, Valentina Martínez, denuncia «la ola represiva que ha incrementado las detenciones de disidentes políticos y de periodistas independientes».

Además, subraya que «España tiene el deber de liderar en la Unión Europea iniciativas que permitan terminar con la represión e iniciar el camino a la democracia».