Quantcast

La luz inicia el verano por encima de los 80 euros el MWh

El precio diario de la energía eléctrica en el mercado mayorista (pool) en junio se ha situado en España en los 83,80 euros el megavatio hora (MWh), un 24,9% más caro que en el mes de mayo y un 172% más elevado que en el «atípico» junio del año pasado.

Este precio es un 84% más alto que la media de los últimos cinco años de un mes de junio y es el junio más caro desde que hay registros. Gran responsabilidad de esta subida se debe al encarecimiento del gas, que ha cuatriplicado su precio respecto a 2020 y es responsable del 90% de la subida acumulada en el primer semestre.

Además, España ha recurrido más al gas (la energía de ciclo combinado de gas han llegado a representar en algunos momentos el 17% del total del mix energético) debido a que el parque nuclear ha operado al 70% de su capacidad, con hasta tres centrales paradas en junio.

Por otra parte, la generación renovable en España aumenta un 19,6% en el primer semestre de 2021 y ya cubre el 54% de la demanda nacional. La fotovoltaica es la que más, con un incremento del 36,2% anual. Y, aunque en junio solo ha representado el 12% del mix, en las horas centrales del día lo lidera, con más del 25% de la generación. La eólica ha producido el 17,8% de la electricidad de junio y se anota un crecimiento del 8,8%.

Destaca también la energía hidráulica. Ha aportado un 11,4% del mix energético, con un retroceso del 5,2%. Aun así, gracias a su capacidad de almacenar y acoplarse rápido, ha ofertado en las horas más caras y marcado el precio en el 66% de ellas a 84,8 euros el megavatio hora (un poco por debajo de los ciclos combinados de gas, que cerraron el 25% de las horas a 85,32 euros).

SE ESPERA UN VERANO CON LOS PRECIOS ELEVADOS

Según la previsión del Grupo Ase, que ha elaborado un informe del mercado energético, se espera que los precios elevados se mantengan durante todo el verano, ya que los mercados de futuros están anticipando los altos precios del gas natural, la electricidad ylos hidrocarburos. «Los mercados de materias primas se enfrentan a una situación muy compleja, luchando por equilibrar la oferta y lademanda, a raíz de los desequilibrios que ha provocado el Covid19», ha explicado los analistas del Grupo Ase.

La recuperación de la actividad industrial y comercial a nivel mundial ha tropezado en Europa con la escasez de gas debido a los mantenimientos de las infraestructuras y al retraso en las instalaciones de los nuevos proyectos gasisticos. Además, el desvío de los cargamentos de gas natural licuado (GNL) transportados por vía marítima hacia Asia, ha disparado su demanda y con ella los precios.

«Desde finales de 2020, la oferta de gas no ha compensado su demanda. Por eso los niveles de almacenamiento están en mínimos y los precios en máximos», han explicado desde ASE, que vaticinan que hasta pasado el verano no se espera recuperar la normalidad del suministro noruego ni la puesta en marcha del nuevo gaseoducto Nordstream2, que unirá Alemania y Rusia, algo que llevaría a una relajación del precio del gas y de la electricidad en Europa a partir del cuarto trimestre de 2021.

Pese a esto, España es la que menor incremento registra (26,9%), muy lejos de los datos de Alemania (54,9%), Francia (43,9%) e Italia(35,1%). Desde Ase han recordado que los mercados de futuros eléctricos europeos llevan seis meses al alza y en el año 2022 ya ha superado la barrera de los 70 euros el MWh en los principales mercados.

En España y Alemania cotizan a 71 euros el megavatio hora y en Francia supera los 72 euros. Los fundamentos de estas subidas son los altos precios del gas y de las emisiones.