Quantcast

Orange y sindicatos firman el acuerdo para el ERE que consigna las 400 salidas voluntarias

Orange y los sindicatos han firmado este miércoles el expediente de regulación de empleo (ERE) que consigna 400 salidas voluntarias después de un mes de negociaciones entre las partes, según han confirmado fuentes sindicales.

El acuerdo final reduce en 85 las salidas originalmente planteadas, establece la voluntariedad de las mismas, mejora las condiciones ofrecidas de base y refuerza el papel de las prejubilaciones.

Orange podrá únicamente ‘vetar’ las salidas en departamentos estratégicos como el de ciberseguridad, los centros de desarrollo o las grandes cuentas.

El periodo de adscripción comienza este jueves y perdura hasta el 31 de julio, aunque en el acuerdo queda contemplado que la mesa de seguimiento lo extienda si se cree conveniente.

Además, la empresa ha otorgado una garantía de empleo de dos años a la plantilla, periodo en el que se compromete a que no haya despidos colectivos, y una garantía de 12 meses en los que no habrá ni externalizaciones que destruyan trabajos directos, ni movilidad geográfica forzosa a nivel colectivo.

LAS CONDICIONES

Las indemnizaciones generales van desde los 62 días por año trabajado para aquellos con un sueldo anual de menos de 25.000 euros hasta los 57 días por año trabajado para los que cobren más de 50.000 euros al año.

Este último colectivo será el único que tendrá un tope de mensualidades (42), uno de los caballos de batalla sindicales durante la negociación, ya que en el ERE de 2016 no había topes.

El salario regulador para hacer el cálculo comprende el 100% del salario fijo, la variable teórica y una lista de pagos en especie o complementos del puesto.

Asimismo, los trabajadores también podrán unirse a un programa de recolocación gestionado por ManpowerGroup por nueve meses.

PREJUBILACIONES

El acuerdo contempla 200 prejubilaciones para trabajadores que, a 31 de diciembre, hayan cumplido 54 años o más de edad con una antigüedad mínima de nueve años y podrán salir a finales de julio, agosto, septiembre o febrero de 2022, para aquellos que cumplan los requisitos en ese año. Podrán adscribirse hasta el 31 de julio.

Estos recibirán su salario regulador fijo más el 50% del teórico variable y deberán apuntarse en el mes de julio. Asimismo, tendrán un veto de seis meses para incorporarse a otro operador, incluido los OMV.

Asimismo, la mesa de negociación podría prorrogar este plan hasta 2023 si no hubiera suficientes salidas.