Quantcast

Huevos rellenos: los errores que cometes al cocinarlos

Los huevos son un alimento altamente nutritivo, económico y versátil. En todos los hogares del mundo es común el consumo de este alimento tan antiguo como la vida misma, ya para el año 6000 a.C, se conoce la domesticación de las gallinas salvajes; es decir, el consumo de huevos por parte del ser humano es toda una tradición que se extendió por el mundo entero a medida que la cría de las gallinas se adoptó en diferentes territorios.

Aun cuando se cuenta con ese dato histórico relacionado con la cría de las gallinas salvajes, no olvidemos que al ser el hombre básicamente un primate, de seguro ya comía huevos desde su propia aparición.

Si buscas un alimento nutritivo, completo, versátil y nutritivo; déjame decirte que el huevo es la mejor opción. Hay muchísimas formas de disfrutar de este alimento supernutritivo que no debería faltar en tu dieta.

Una de las formas más comunes, prácticas y saludables de consumir huevos, es hacerlo hervidos; de esta forma de cocción surgieron variantes que han permitido comerlos de diferentes maneras: en sandwiches, ensaladas, y por su puesto una de las más deliciosas y cada vez más infaltables en una reunión, los huevos rellenos.

Si bien los huevos rellenos son una forma deliciosa de consumir un alimento sano y muy fácil de preparar, su preparación no está exenta de errores, conoce cuáles son los errores más frecuentes al preparar este platillo.

Errores que cometes al preparar los huevos rellenos

huevos rellenos

Aun cuando preparar huevos rellenos simplemente se trata de hervir los huevos, retirar la yema, mezclar la yema con ingredientes de tu elección y rellenar; la preparación de los mismos no está exenta de errores, que aunque no lo creas son más comunes de lo que podemos pensar.

Sobre cocción de los huevos

huevos

Cuando se sobre cocinan los huevos, la yema adquiere un color grisáceo o verdoso en su exterior. El hecho de que las yemas queden sobre cocidas, hará que estas sean más secas y menos cremosas a la hora de preparar el relleno.

Cocer los huevos hervidos tiene su técnica para que el resultado sea una yema  cocida y a la vez cremosa: Coloca los huevos en una cacerola cúbrelos con agua y llévalos al fuego, al momento de entrar en ebullición, déjalos por 2 a 3 minutos, apaga el fuego y deja que la cocción se complete por unos 10 – 12 minutos. Retira los huevos y colócalos en agua helada. El resultado será una yema cocida y su vez realmente cremosa.

Huevos duros mal pelados

Un error bastante común, es el cometido al momento de pelar los huevos; generalmente durante el proceso de pelar el huevo hervido, notarás que se quedan pequeños trozos de la clara “pegados” a la cáscara al momento de retirarla.

Para evitar que los huevos no queden prolijos en su terminación, al momento de pelarlos hazlo bajo el agua, de esta forma apenas el agua ingrese en el pequeño espacio entre la clara y la membrana facilitará el proceso de retirar la cáscara; eso sí, evita refrigerarlos antes de pelarlos, de lo contrario será mucho más difícil obtener unos huevos lisos y perfectos en su exterior.

No se mantienen derechos en la bandeja 

huevos rellenos

¿Cuántas veces has observado unos muy bien presentados huevos rellenos, pero que no se quedan “quietos” en la bandeja

Esto se debe a que la mayoría de las personas los pican a la mitad, los rellenan y los sirven así sin más. Un truco que puedes utilizar para que los huevos se queden quietos en la bandeja una vez estén servidos, es hacer en ambas mitades un pequeño corte que te permita retirar un poco la curvatura natural del huevo hervido.

No es necesario hacer un gran corte, solo retira una pequeña rebanada, de manera tal que el huevo se mantenga estable.

Relleno sin sabor

Las yemas de huevo tienden a ser desabridas, sin sabor, por esta razón debes cuidar sazonar muy bien el relleno, obtener un relleno bien sazonado no tiene por qué ser complejo. 

Para darle sabor a la yema puedes utilizar sal, unas gotas de limón, anchoas, panceta, ajos, cebollas, picante o cualquier otra sustancia que te permita dar en el toque justo de sabor.

Consistencia grumosa en el relleno

El relleno grumoso es realmente desagradable al momento de degustar unos huevos rellenos; si deseas servir un plato cinco estrellas, cuida que el relleno sea delicado y sutil. Para lograr un relleno cremoso y sin grumos, simplemente pasa todos los ingredientes por una batidora o procesador.

Un truco muy utilizado para añadir un toque plus de suavidad al relleno, consiste en añadir una parte de claras cocidas, estás darán el toque elegante necesario para una cremosidad gourmet.

Los huevos quedan secos

huevos rellenos

Por lo general cuando esto sucede es porque los huevos rellenos tienen mucho tiempo servidos; de hecho mientras más tiempo transcurra entre la preparación de los huevos rellenos y su degustación, notarás que incluso en el relleno puede comenzar a formarse una especie de costra.

Para evitar que los huevos se vean secos, prepáralos poco tiempo antes de servir; para ello, reserva las claras en una bandeja dentro de la nevera y has lo mismo con el relleno. Con la finalidad de que el relleno se mantenga fresco, puedes guardarlo dentro de una bolsa o manga pastelera, de esta forma estar listo para utilizar de una forma rápida y eficaz.

Como has podido observar, los errores que se presentan a la hora de preparar huevos rellenos son completamente evitables. Solo sigue los consejos para evitarlos y podrás tener unos huevos rellenos, frescos, deliciosos y perfectamente presentados al más puro estilo gourmet.