Quantcast

Villacís reivindica la gestión de Cs

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha reivindicado la gestión de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid y en el Gobierno regional, asegurando que le gusta «mucho» que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, pasee por las terrazas de la capital porque lo ha conseguido ella, al igual que ha logrado al formación naranja «el milagro económico de Madrid» al que alude Ayuso y que es competencia de Ciudadanos.

En una entrevista en ‘TVE’, la portavoz municipal de Cs se ha mostrado convencida de que la formación naranja entrará en la Asamblea de Madrid, dado que cada vez sube más en las encuestas electorales a pesar de que empezó con un punto de partida «nefasto».

Al respecto, ha subrayado que se va a volcar en la campaña electoral, que arranca el próximo domingo, por dos motivos. En primer lugar, ha dicho, porque considera que Cs ha hecho «una buena gestión en la Comunidad de Madrid y en las áreas que gobierna en el Consistorio capitalino».

«Me gusta mucho que Ayuso pasee por las terrazas porque lo he conseguido yo personalmente. Si hay más de 3.000 terrazas es porque desde la Vicealcaldía hemos modificado la ordenanza para dar más cabida», ha reseñado.

Igualmente, ha apuntando que «tanto que se habla del milagro económico en Madrid» cuando «Economía lo lleva Cs en el Ayuntamiento de Madrid al igual que lo llevaba en el Gobierno regional», agregando que no hay cultura en los gobiernos de coalición para «aprender a diferenciar y a tribuir los éxitos».

«Tiene que haber una buena gestión, estabilidad y un diálogo para que se hable de los problemas sociales y no de dos bandos porque se trata a la sociedad como si fuera infantil y pobre», ha aseverado.

La vicealcaldesa ha agregado que en segundo lugar se volcará con la candidatura encabezada por Edmundo Bal porque «si hay un mal resultado» no sabe en qué país o comunidad quiere vivir» ella y sus hijas.

«Imagínese que Cs no existe. Somos como la opción más saneada con la que pactar, que genera menos rechazo entre los polos. Si Cs deja de existir, el PP solo competiría con Vox y el PSOE, solo con Podemos. ¿Qué va a producir? Que el PP se escore a la derecha y Vox también porque será una carrera de quién es más pata negra. Será un tipo de sociedad para confrontar a madrileños y no me gusta. Yo soy de centro que supone estar en contra de subir los impuestos o que el estado te pueda obligar a morir por dolor», ha señalado.

MAROTO, «MIENTE»

Por otro lado, Villacís se ha pronunciado sobre las afirmaciones del senador del PP Javier Maroto acerca de que vio salir a senadores de la formación naranja dispuestos a firmar una moción contra Ayuso, lo que ha desmentido de forma rotunda. «El señor Maroto, miente», ha espetado afirmando que «Cs no estuvo a punto de firmar ninguna moción de censura con el PSOE».

Al respecto, ha aseverado que sus palabras se desmontan con los hechos y ha afirmado que la formación liberal tenía «un buen gobierno» en la Comunidad de Madrid, mostrándose en contra de la celebración de elecciones en el momento que vive España siendo lo prioritario la vacunación.

«No necesitamos candidatos, necesitamos gobernantes. Hay muchas cosas paradas en la Comunidad de Madrid porque los consejeros están cargados con otras consejerías. Es gravísimo», ha destacado la líder naranja en Madrid.

Villacís ha pedido a Maroto que no moleste y deje de hacer «ruido», ya que sus palabras suponen «palabrería barata que no ayuda a nadie». «No consigue que demos ayudas ni cosas reales. Qué nos dejen gobernar. Hay sitios en los que estamos gobernando bien con el PP. Qué no nos molesten», ha reiterado.

BAL, EL MEJOR CANDIDATO

Asimismo, Villacís ha defendido que Edmundo Bal es el «mejor candidato de todos objetivamente» por su currículum y ha recalcado que sería «el mejor presidente con mucha diferencia».

De él ha destacado que ha estado «en el lado correcto» siendo cesado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por «no obedecerle» cuando se negó a modificar el escrito de acusación presentado ante el Tribunal Supremo en el que inicialmente se acusaba a los líderes independentistas catalanes de un delito de rebelión, para rebajarlo a los delitos de sedición y malversación de caudales públicos.

«Nos vamos a preocupar para que la gente le conozca», ha dicho y ha pedido que haya una Ley para que los candidatos hayan pasado por la empresa privada y la sociedad civil porque sino habrá «políticos profesionales».

A preguntas sobre qué hará si el PP da a Vox un papel preferente, ha señalado que el PP va a tener que elegir entre «un gobierno con Vox o un gobierno moderado» con Cs, indicando que es «importante que en Madrid se gobierne con políticas reales y no por bandos».

Lo que si se negaría sería a negociar con Podemos al tener en su lista a gente «violenta y acosadora como Alejandra Jacinta» por el escrache que sufrió en la Pradera de San Isidro cuando estaba embarazada de nueve meses de su tercera hija.

«Vuelvo a pedir que lo condene Pablo Iglesias. Si Montero solo va a defender a quien se apellida Carrasco o son de izquierdas, puede a renunciar a la mitad del presupuesto de Igualdad. Con mis votos esa mujer no va a ser consejera», ha espetado.

Finalmente, ha señalado que sigue hablando con Albert Rivera, con quien le une una amistad, afirmando que «nunca ha sido del PP ni nunca lo será», dado que siempre ha defendido el centro y ha ido en contra de permitir que «España depende de quienes la quieren romper para sacar adelante sus propuestas».