Quantcast

Declaración de la Renta: por qué este año es recomendable hacerla casi al final del plazo

No se habla de otra cosa en los hogares españoles. Esta semana comenzó una de las campañas más extrañas y temidas de la Declaración de la Renta, aquella que dará un palo ‘extra’ a los trabajadores que estuvieron en ERTE en 2020 por considerar que tuvieron dos pagadores. Y es que hace un par de semanas Hacienda admitió que todos aquellos empleados que estuvieron en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo tendrán que pasar por caja.

Esta no será la única peculiaridad de este ejercicio, ya que también pueden influir en el precio que pagues de IRPF si percibiste o no el IMV, la nueva tributación de los planes de pensiones, viviendas no disfrutadas por el confinamiento o los alquileres. En un año tan especial, la mayoría de los expertos coinciden en que lo mejor sería dejar pasar un tiempo prudencial para presentar nuestra Declaración de la Renta. En el artículo te explicamos por qué.

LOS ERTES CONDICIONAN LA DECLARACIÓN DE LA RENTA 2020

Los trabajadores que se vieran en ERTE durante el año pasado y que han cobrado una prestación del SEPE pasarán directamente a tener dos pagadores -la empresa donde estuviera dado de alta y el propio Estado-. ¿Qué significa esto? Que desciende considerablemente el umbral mínimo de ingresos para que sea obligatorio presentar la Declaración de la Renta.

Con un solo pagador no es necesario presentar la Declaración de la Renta si los ingresos no superan los 22.000 euros, pero si el contribuyente posee más de un pagador tendrá que hacerlo si ha percibido más de 14.000 euros durante ese año fiscal. Esto es ya un fastidio para un número bastante elevado de contribuyentes, pero puede ser aún peor… y ni siquiera por su culpa.

Declaración de la renta.