Quantcast

Ortega Smith lamenta que Gobierno anteponga «chiringuitos ideológicos»

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha lamentado que el Gobierno central «dé la espalda a los problemas que realmente importan a los españoles», criticando que los ciudadanos «son los últimos» en políticas sociales porque primero están los propios políticos y sus «chiringuitos ideológicos».

Durante una mesa informativa este sábado en Málaga, Smith ha señalado que esto ocurre en el caso de la migración, donde aclara que Vox «no tiene ningún problema». Así, ha recordado que España siempre ha sido una tierra de migrantes, defendiendo a los trabajadores que han llegado «respetando nuestra tierra, nuestras leyes, aportando riqueza y diversidad».

Por el contrario, «lo que España no acepta –ha añadido– es que otros desde fuera nos impongan quiénes han de entrar a la fuerza, invadir nuestro territorio saltándose y pisoteando nuestras leyes, insultando a nuestros cuerpos y fuerzas de seguridad y viniendo a exigir que les demos comida, alojamiento y pagas, que no hay para los españoles que realmente lo necesitan», ha dicho.

Esta, ha lamentado, «es la triste realidad», apelando a que los españoles «somos los últimos» en recibir las ayudas sociales, acceder a los servicios sanitarios y a una vivienda social. En definitiva, «los últimos en las políticas que realmente ayudan a los españoles», y todo ello porque «primero están los políticos», ha apostillado.

El secretario general de Vox habla así de una «política absurda» de dirigentes alejados de la calle «que ni escuchan ni les importa lo que dicen los españoles», quienes «lo mismo están en un partido y mañana en otro», ha abundado, resumiendo la actual política en un «cambalache absurdo» y «de espaldas a la realidad».

«La película no va entre derechas e izquierdas», ha destacado Smith, quien ha dividido a los políticos entre «quienes se preocupan de los problemas reales» y «quienes viven ficticiamente, o bien creando problemas o bien viviendo a costa de los problemas».

En este último ha metido al «gobierno socialcomunista radical», el cual «se ha abrazado a quien haga falta» para liderar el país. Así se ha referido a los pactos con Bildu y ERC, quienes ha tachado de, unos, «proetarras con sus manos manchadas de sangre», y otros, «separatistas que quieren enfrentar a los españoles».

Con ello, ha alertado de que desde la «izquierda radical» «creen que cuánto más hundida y arruinada esté España, más fácil van a tener comprar su voto y voluntades», ha alertado Smith quien se ha apoyado en que España está «a la cola» en la lucha contra la pandemia, pero «a la cabeza» en la caída del PIB.