Quantcast

Lo que no sabías de Securitas Direct

¿Qué hay detrás de sus sistemas de alarmas?

Lo que seguramente desconocías de Securitas Direct, la compañía líder de alarmas, no es solo que aplican la última tecnología a sus productos y servicios, sino que lo hacen con un pilar fundamental, las personas que hay detrás. Y para comprobarlo nos colamos en sus Centrales Receptoras de Alarmas (CRA), ubicadas en Madrid y Cornellá de Llobregat, y que conjuntamente conforman la más grande y avanzada de Europa. ¿Cómo son las personas que trabajan ahí, qué protocolos activan, a qué situaciones se enfrentan?

Las Centrales de Alarmas de Securitas Direct son un espacio acondicionado y protegido frente a intrusiones que albergan a más de 1.500 especialistas que dan servicio durante 24 horas al día, los 365 días del año, analizando las más de 8.000.000 de señales de alarmas que se reciben.

Su principal función es verificar rápida y eficazmente cada salto de alarma y activar los protocolos de seguridad correspondientes en cada caso, con un tiempo de respuesta medio de 29 segundos. En este tiempo, estos profesionales cualificados para atender muy diversas situaciones bajo presión, verifican si se trata de una alerta real que pueda entrañar peligro y reaccionan en consecuencia enviando a un guardia de seguridad, alertando a la Policía o a los servicios de emergencia, además de avisar al cliente y acompañarlo hasta la resolución del incidente.

Y es que consideran imprescindible estar presentes en todo momento: desde la activación de la alarma, durante la llegada de las autoridades y hasta el cierre del proceso cuando el cliente sabe qué ha pasado y su por qué.

En total más de 25.000 casos reales al año (20.000 intrusiones y 5.500 situaciones de emergencia) en los que el valor humano de la compañía hace uso de la última innovación tecnológica para resolver cualquier situación que se presente y acompañar al cliente de principio a fin.

Cuando lo humano y la tecnología se combinan

Y es que, Securitas Direct está a la vanguardia con innovaciones que luego se convierten en estándar para la industria. Con un departamento de I+D propio y 600 ingenieros ubicados en Madrid y Malmö analizan y dan respuesta a las necesidades de las personas en el futuro de la protección.

El Internet de las cosas, la inteligencia artificial y los modelos predictivos se alían con los profesionales para que, ante un salto de alarma, se pueda verificar una situación de riesgo en el menor tiempo posible, maximizando y haciendo más eficiente la respuesta.

Estos patrones de prevención permiten conocer la propensión al riesgo de cada situación y ser validada por el experto que hay detrás y atiende la señal de alarma. Un match perfecto que permite estar en el momento preciso y en el menor tiempo posible cuando el cliente lo necesita.