Quantcast

Glovo cancelará su servicio durante la manifestación de ‘riders’

Glovo ha mandado un mensaje a sus trabajos para informarles de que se cancelará el servicio a domicilio durante las horas de la manifestación de ‘riders’ de mañana, que comenzará a partir de las 11 de la mañana en diez ciudades españolas para pedir que en la Ley que se está elaborando en torno a su figura incluya la opción de ser autónomo.

La plataforma ha mandado un mensaje a sus empleados diciendo que «para evitar afectaciones operativas, el servicio no estará disponible en la zona de la manifestación de 12 horas a 14 horas» en Madrid y de 11 horas a 13 horas en el resto de ciudades.

Por su parte, la plataforma Stuart ha trasladado un mensaje de apoyo a todos los repartidores autónomos y asociaciones que se manifiestan el 3 de marzo, pero ha aclarado que ofrecerá un servicio mínimo a los clientes.

«Stuart comparte las motivaciones que han llevado a la convocatoria de las mismas y seguirá trabajando intensamente en encontrar una solución regulatoria con un modelo flexible, sostenible y con protecciones adicionales para los repartidores», ha subrayado en un comunicado.

El coordinador de turespuestasindical.es de UGT, Rubén Sanz, ha explicado que esta acción emprendida por las plataformas es un «cese de actividad», con una motivación «que no es otra que obligar a la gente a manifestarse para defender el modelo de falsos autónomos».

«Te están obligando a que te manifiestes», ha denunciado Sanz, quien ha resaltado que no se trata de una movilización espontánea.

La manifestación de mañana fue convocada por la Asociación Profesional de Riders Autónomos (APRA) y Repartidores Unidos. Las asociaciones de ‘riders’ anunciaron esta nueva movilización coincidiendo con la celebración esta tarde de una nueva mesa de Diálogo Social «a la que tampoco» les han invitado.

De esta forma, los repartidores volverán a concentrarse en las calles para reclamar sus derechos, después de que en la anterior manifestación, que tuvo lugar el 4 de febrero, se movilizaran más de 2.000 ‘riders’ de 11 ciudades españolas.