Quantcast

Calviño dice que no hay «desacuerdo» con UP: «Llevamos desde marzo dando ayudas directas»

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transición Digital, Nadia Calviño, ha negado este martes que exista un desacuerdo con Unidas Podemos sobre el fondo de 11.000 millones de euros para empresas y pymes y ha defendido que el Ejecutivo lleva desde el principio de pandemia dando ayudas directas.

«No hay ningún tipo de desacuerdo en el gobierno; al revés, el conjunto del gobierno sabe muy bien en lo que estamos trabajando», ha subrayado la ministra al ser preguntada si los 11.000 millones de euros adicionales comprometidos por Pedro Sánchez para hostelería, comercio y turismo son en ayudas directas.

En declaraciones a la Cadena Ser, la vicepresidenta ha defendido que el Ejecutivo lleva «desde marzo» cuando se inició la pandemia de la Covid-19 dando «ayudas directas». «Niego la mayor», ha enfatizado Calviño, que ha subrayado que, en términos de PIB, España es el país que «más ayudas directas está dando».

En cualquier caso, ha incidido en que el Ejecutivo busca «los instrumentos más eficaces» para que esos recursos lleguen a las empresas y pymes según sus necesidades «y tengan el impacto deseado». «Hay dos formas de conceder ayudas directas: a través de cheques o asumir los costes de los empresarios como los ERTE», ha indicado.

«La prioridad tiene que ser que cuando levantemos las restricciones las empresas puedan contratar, puedan invertir, tengan músculo. Eso es lo que significa resolver la solvencia empresarial», ha asegurado la ministra, que ha subrayado que la quita de la deuda es una «instrumento de último recurso» y antes hay que considerar otros instrumentos que se ajusten a las necesidades de las empresas.

Respecto a la ley de vivienda, la titular de Hacienda ha subrayado que el problema de la vivienda en España «no se resuelve poniendo en un decreto ley el precio no puede subir un 1%» y ha recordado la necesidad de aumentar el parque de vivienda social, que «se ha desmantelado».

«No quiero dar la impresión de que hay una medida mágica que va a resolver todos los problemas del sector de la vivienda. Tenemos un compromiso para poner medidas para evitar un alza excesiva o desproporcionada del precio de la vivienda. Tenemos que ver cuáles son los mejores instrumentos y quiénes están mejores situados para tomar esa decisión», ha explicado.