Quantcast

Podemos dice que el Gobierno no aceptará los vetos del PP al CGPJ

La portavoz de Podemos, Isa Serra, ha asegurado que no van a aceptar, ni tampoco el Gobierno de coalición, el veto del PP a las propuestas de nuevos vocales que traslada la coalición para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), al entender que solo busca controlar a los jueces.

En rueda de prensa en la sede del partido este lunes, Serra ha acusado a los populares se seguir empeñados en «bloquear» el órgano de gobierno de los jueces y mantener su «ilegitimidad», pues su objetivo es usar al CGPJ como «ariete» para tratar de «chantajear» al Gobierno de coalición.

Por tanto, Podemos no va a aceptar las «prácticas mafiosas» del PP que rechaza de forma «escandalosa» a los «jueces valientes» que persiguen la corrupción, en alusión sin citar al magistrado José Ricardo de Prada, mientas trata de «ascender» a jueces de su órbita o incluso «comprarlos». La formación morada ha cargado contra la propuesta del magistrado Alejandro Abascal en el cupo del bloque conservador.

En esta línea crítica con el PP, Serra ha manifestado que tratan de mantener su afán de tratar de salir «impunes» de los diversos casos de corrupción a los que se enfrentan, así como «fabricarlos» contra adversarios políticos, en referencia al caso Kitchen.

CARGA CONTRA LA OPINIÓN DEL CGPJ SOBRE LA LEY DEL ‘SOLO SÍ ES SÍ’

Por otro lado, Serra ha arremetido contra el dictamen desfavorable del actual CGPJ al proyecto de Ley de Libertad Sexual, conocida como ‘Ley del solo sí es sí, en su voluntad de «impedir avances sociales».

En esta línea, ha observado resistencia del órgano judicial bloqueado en aceptar el «cambio de paradigma» que supone esta normativa en la protección de las mujeres, tal y como defienden diversas organizaciones sociales y el convenio de Estambul. Al hilo, ha aludido también que ya trató de bloquear la ley de matrimonio igualitario.

DENUNCIA EL INTENTO DE CRIMINALIZAR EL 8M

A su vez, Isa Serra ha cargado contra la estrategia de las «derechas y la extrema derecha» de utilizar la pandemia para criminalizar el movimiento feminista del 8M, que Podemos va a defender frente a las posiciones «excluyentes y de odio».

De hecho, ha vaticinado que no lo van a conseguir para detallar el respaldo de su formación a las movilizaciones «en la calle» y en otros formatos, cumpliendo siempre con las recomendaciones de las autoridades sanitarias.