Quantcast

Detenido el conductor de un tráiler que circulaba ebrio y en zigzag entre carriles de la A-7

Agentes de la Guardia Civil han detenido al conductor de un tráiler que conducía el vehículo bajo los efectos del alcohol y de forma temeraria la A-7 en Alberic (Valencia) y en cuya cabina transportaba ocultos en bolsas cien móviles y dispositivos electrónicos de última generación, valorados en 60.000 euros, y que habían sido sustraídos en Barcelona, Alemania o Francia, según ha informado el instituto armado en un comunicado. El conductor fue casi incapaz de bajar del vehículo al ser arrestado.

La central operativa COTA recibió varios avisos sobre la conducción temeraria de un tráiler, que iba en zigzag de carril en carril, una situación que provocó el aviso de muchas personas que alertaban de lo que estaban viendo. Por este motivo, se estableció un dispositivo para localizar al camión.

Una patrulla del Destacamento de Tráfico de Xàtiva vigiló la autovía A-7 y logró localizar al tráiler circulando por el kilómetro 383, en el término de Alberic, en zigzag, de carril en carril, y con «un peligro tan evidente» que los demás vehículos no se atrevían a adelantarlo.

Los agentes consiguieron parar al tráiler y comprobaron que el conductor parecía estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que intentaron someterlo a las pruebas, pero el camionero presentaba una intoxicación etílica «tan importante» que era casi incapaz de bajar de la cabina del camión, según la Guardia Civil.

En repetidas ocasiones se le intentó realizar la prueba si bien se negó a someterse a ningún tipo de detección de alcohol ni drogas.Durante el registro de la cabina del vehículo, los agentes localizaron, junto al volante, una botella de whisky casi vacía y ocultas entre unas mantas unas bolsas en cuyo interior aparecieron unos paquetes azules con multitud de aparatos de telefónica de última generación.

Una vez abiertos todos los embalajes, los agentes encontraron 95 dispositivos electrónicos de diferentes marcas entre teléfonos, tablets y auriculares inalámbricos, todos ellos últimos modelos y con una valoración en su conjunto que se estima ronda los 60.000 euros.

En colaboración con el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Xàtiva que está llevando la investigación, los agentes pudieron constatar que los teléfonos y demás aparatos fueron sustraídos en su mayoría en diferentes poblaciones de la provincia de Barcelona así como en Francia y Alemania.

28 ROBOS ESCLARECIDOS

De la investigación abierta se han podido esclarecer ya más de 28 robos y se han devuelto a sus legítimos propietarios, entre ellos, colegios donde se habían sustraído las tablets de los alumnos y móviles. Las víctimas han mostrado su agradecimiento por la devolución de los teléfonos dado que algunos de ellos invirtieron más de 1.500 euros en su compra.

Por ello se procedió a la detención de un hombre de 46 años por su presunta implicación en los delitos de conducción temeraria agravada, conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, negativa a someterse a las pruebas de alcohol y drogas, receptación de mercancía robada y un delito contra la propiedad industrial. El detenido que pasó a disposición del Juzgado de Guardia de Alzira.