Quantcast

Podemos apremia a Sánchez a lanzar medidas valientes

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha demandado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, avanzar en la cultura de la coalición y asumir el debate sobre las diferencias entre los socios de gobierno para adoptar medidas «valientes» acordadas para esta legislatura, como intervenir el mercado del alquiler o derogar la reforma laboral.

Y es que ha avisado de que en los tres años de legislatura que restan, tendrán diferencias sobre materias como la Ley Trans, la regularización de personas inmigrantes, sobre el sistema de pensiones o la reforma fiscal, la libertad de expresión, la reforma del mercado eléctrico o la monarquía, algunas de las cuales no se resolverán pero otras sí tienen fácil resolución como cumplir el acuerdo de gobierno.

Sobre todo tras indicar que no podrá haber propuestas de futuro desde las formaciones que componen ‘la foto de Colón’, dado que PP y Ciudadanos están en «lucha por su supervivencia» y Vox, que reivindica la «dictadura» y el «terrorismo de Estado», está al «volante» ahora mismo de la derecha.

«En frente me temo que no hay nadie», ha trasladado Echenique al presidente del Gobierno durante su comparecencia en el Pleno del Congreso para informar sobre la situación de la pandemia del coronavirus.

Por tanto, le ha conminado ha desplegar «pedagogía» del debate y el diálogo sobre las diferencias para alcanzar consensos con Unidas Podemos, dentro del Ejecutivo, y con el resto de las fuerzas progresistas en la Cámara Baja, pues esa es la correlación de fuerzas para avanzar en el país.

EL BLOQUE PLURAL Y PROGRESISTA ES LA ÚNICA OPCIÓN

Además, el portavoz de Unidas Podemos ha apuntado que existe «gente muy poderosa al que no le gusta el debate» y lo califica de forma peyorativa al emplear términos como «conflicto, pelea o tensión» cuando, en realidad, se tratan de «normales diferencias» dentro de un parlamento «plural» o un gobierno en coalición.

En definitiva, Echenique ha remarcado que es una estrategia para «estigmatizar el debate» y que eso contribuye a crear una «autopista» para que en el futuro pueda ganar el España el trumpismo.

Durante su intervención, Echenique ha aludido a que las elecciones catalanas han tenido repercusión también en el ámbito estatal que intensifican las dinámicas políticas existentes, con mayoría progresista en detrimento del bloque de la derecha.

«Si antes de las elecciones catalanas Ciudadanos era un partido en lenta decadencia, ahora directamente ha entrado en desguace y se habla abiertamente de una OPA hostil por parte del PP. Si antes de las elecciones catalanas el PP dudaba entre ser Feijóo o Ayuso y miraba cada lunes a Vox por el retrovisor, ahora directamente es Abascal quien lleva el volante del PP», ha apuntado.

De esta forma, le ha demandado al presidente que «desconfíe» de «políticos y opinadores» que hablen «negativamente de que haya diferencias» porque son, precisamente, «el mortor de la democracia» y «no van a desaparecer».

IMPULSO PARA RESOLVER LAS DIVERGENCIAS

También ha planteado a Sánchez que dentro de tres años, cuando vuelva a haber elecciones, se juzgará al Ejecutivo que por su «grado de valentía y eficacia» en las medidas y emanarán de dicho debate.

Como ejemplo ha puesto las divergencias en materia de vivienda, pues Unidas Podemos piensa que es un derecho fundamental que está por encima de «cualquier consideración de mercado», en alusión a las declaraciones del ministro José Luis Ábalos que habló tanto de derecho como bien de mercado.

«Nosotros pensamos que hay que hacer leyes para intervenir el mercado del alquiler y evitar subidas abusivas. Antes de formar gobierno, en este punto, no pensábamos igual. Lo sé porque yo formé parte de esa negociación. Pero fuimos capaces de debatir y de llegar a acuerdos por encima de nuestras diferencias. Acuerdos firmes que hoy están negro sobre blanco, que estoy seguro por ello que vamos a poner en marcha pronto y que van a mejorar la vida de muchas personas. En particular, de muchos jóvenes», ha recalcado para aludir también al compromiso de derogar la reforma laboral del PP.

En esas divergencias también ha situado el actual diseño del Ingreso Mínimo Vital, que a su juicio es «demasiado burocrático», y confía en llegar a un acuerdo para mejorarlo.

Por otro laod, ha aludido al «descontento, la frustración y la indignación» que se ha visto estos días en manifestaciones y que se relaciona con la «desesperanza» de la juventud, que no son «‘ninis’ ni terroristas», como a veces se les pinta, sino el futuro del país.