Quantcast

Confemetal advierte de que buena parte de los ERTE se convertirán en ERE “antes o después”

Confemetal ha advertido de que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) no son más que una medida coyuntural y que buena parte de los mismos se transformarán en ERE “antes o después”, por lo que pide reformas para revitalizar los sectores más castigados por la crisis.

En su último boletín de coyuntura, la patronal del metal reconoce que los ERTE han sido “una herramienta eficaz, una tabla de salvación para muchas empresas y un freno a la sangría del empleo”, pero también avisa de que no pueden durar eternamente.

“Los ERTE están sirviendo para amortiguar el impacto del Covid en el mercado laboral, pero hay que ser realistas, no es posible hibernar ‘sine die’ la devastadora situación económica que padecemos”, subraya la organización empresarial, integrada en CEOE.

Advierte además de que mantener los ERTE demasiado tiempo “puede prolongar la agonía de algunas empresas que ya no podrán salir a flote”, debido a que la caída de la demanda sea más permanente de lo esperado o porque se trata de empresas que ya estaban muy debilitadas antes de la crisis sanitaria.

Pero, al mismo tiempo, Confemetal subraya que retirar los ERTE antes de tiempo podría ahogar a algunas empresas que sufren caídas temporales de la demanda y que necesitan este instrumento para sobrevivir hasta que se recuperen.

“Este instrumento de ajuste temporal del empleo no es más que una medida coyuntural, antes o después buena parte de estos ERTE se transformarán en ERE, por lo que es necesario emprender las reformas que sean necesarias para vivificar a los sectores y empresas españolas más afectadas, así como demostrar y convencer a los mercados y a la UE de la solvencia de nuestra economía”, defiende Confemetal.

En todo caso, la patronal metalúrgica ha dado la “bienvenida” a la nueva prórroga de los ERTE y de las prestaciones de autónomos hasta el 31 de mayo ante la fuerte expansión del virus, las “inciertas” previsiones económicas sobre España, los retrasos en la vacunación y la aparición de nuevas cepas de Covid, “que pueden retrasar la tan ansiada normalidad”.

PROBLEMAS POR LA MORATORIA DE LOS CONCURSOS

Por otra parte, en relación a la moratoria en los concursos de acreedores, que finaliza el próximo 14 de marzo, Confemetal señala que la prórroga o no de esta medida “traerá sin duda problemas de insolvencia difíciles de gestionar”.

En el primer caso, es decir, si se prorroga más allá del 14 de marzo, la patronal del metal advierte de que supondría “mantener el coma inducido a empresas que difícilmente pueden mantener sus constantes vitales”.

En el supuesto de que no se prorrogara esta moratoria, el problema vendría por el “alud” de expedientes que inundaría los Juzgados de lo Mercantil, según apunta Confemetal.