Quantcast

Así puedes sacar las mejores fotos a la nieve con el móvil

Filomena ha cubierto gran parte de España de nieve y, con ello, ha dejado grandes estampas para el recuerdo. Quizá, por la evolución de la tecnología y por la dimensión de la nevada, jamás se habían hecho tantas fotos al blanco manto que cubría la Península como en esta semana pasada. Pero, ¿sabes cómo hacerlas de la mejor manera con tu móvil?

Aunque pueda parecerte que echar una foto a la nieve puede ser una tara sencilla y automática, lo cierto es que hay que controlar ciertas premisas tecnológicas para evitar errores comunes a la hora de fotografiar paisajes nevados. Hoy en QUÉ! te damos una serie de consejos para que tus fotos del paso de ‘Filomena’ sean las mejores de tu círculo más íntimo.

APROVECHA LAS MEJORES HORAS PARA RETRATAR LA NIEVE

Como ya sabes, la luz es fundamental en la fotografía, así que juega con ella para obtener mejores resultados en tus instantáneas de la nieve. Así, si las haces al amanecer o al atardecer, podrás jugar con los reflejos dorados que proyecta el sol sobre el blanco manto.

Intenta evitar las horas centrales del día, especialmente en jornadas muy soleadas, ya que las fotografías pueden quedar sobreexpuestas. Intenta escoger, por tanto, días nublados o las primeras o últimas horas de aquellos con sol.

Las primeras horas y las últimas son las mejores para retratar el blanco elemento.

CAPTA LOS COPOS DE NIEVE

Es, sin duda, una de las imágenes más bucólicas con las que podemos encontrarnos en Navidad. Retratar el momento exacto en que los copos caen, congelándolos en la foto, otorga un resultado muy atractivo y es muy fácil de realizar.

Para ellos hemos de elegir una velocidad de obturación rápida (esto es, el tiempo que la luz entra en la cámara, por ejemplo 1/500 de segundo). Con el móvil es algo más fácil, ya que estos dispositivos disparan, de por sí, a una velocidad bastante elevada. Pero si tu móvil te permite tocar la velocidad de obturación, prueba a trastearla para tus fotos invernales.

Si queremos resaltar los copos deberíamos fotografiarlos sobre un fondo oscuro, pero si por el contrario pretendemos difuminarlos para que no ensombrezcan el paisaje deberemos bajar la velocidad de obturación. Así se difuminarán.

Los copos de nieve, bien retratados, siempre son una buena elección para tus composicions.

ENCUENTRA LA EXPOSICIÓN EXACTA

Es uno de los errores más comunes: lanzamos nuestra fotografía y el color dista mucho del brillante de la capa nevada. Esto tiene fácil explicación, pues las cámaras tienden a medir la luz centrando el histograma, con lo que si hay tanto blanco, entenderá que hay demasiada luz y el resultado será esa foto apagada que queremos evitar

Como en el anterior ‘tip’, también dependerá de si tu móvil permite cambiar la exposición de tu cámara. Normalmente, con aquellos que sí te dejan, podrás pulsar sobre la pantalla del teléfono y regular un icono (en forma de sol) que te graduará la exposición. Ajustando esta escala podrás previsualizar si los parámetros dados para realizar tu foto en la nieve son los más adecuados.

La exposición es importante en tus fotos de la nieve.

OLVIDA EL AUTOMÁTICO PARA SACAR LOS MEJORES BLANCOS A LA NIEVE

Si quieres que tus blancos sean más blancos y así poder retratar todo el esplendor de la nieve, has de olvidarte por un momento del modo automático. O al menos saber gobernarlo a tu antojo. Si no, lo más probable es que donde debía aparecer la resplandeciente nieve salga todo un mazacote gris.

Tendrás que prescindir del modo automático, por tanto, y jugar con la exposición para lograr un blanco perfecto: prueba a sobreexponerla un poco y verás cómo mejora. Sin pasarse para no quemar la imagen.

EVITA EL FLASH MIENTRAS PUEDAS

A menos que lo necesitemos expresamente, lo ideal es evitar el uso del flash. Será útil, por ejemplo, si hay que compensar un contraste entre el objeto en primer plano que queremos fotografiar y el resto de la nieve.

Y es que proyectar un haz de luz sobre este elemento tan luminoso puede acabar de una manera catastrófica, con la foto velada o perdiéndose la mayoría de los detalles que esperaríamos encontrar en nuestra foto. Al final, y en gran parte de las ocasiones, solo obtendrás una gran masa blanca.

Normalmente el flash no es un accesario que vayamos a necesitar en la nieve.

BUSCA EL CONTRASTE DE COLOR CON LA NIEVE

Es un recurso estilístico bien sencillo de comprender y efectivo. Para que la nieve llame más la atención, intenta superponer algún color llamativo al blanco habitual de este elemento.

Bien podrían valerte un guante, un abrigo reflectante, un coche, etc… Con esta concatenación de tonos conseguirás que tus composiciones sean más llamativas y, por tanto, agraden más a aquellos que las vean.

Colores llamativos con la nieve.

ABRÍGATE PARA IR A FOTOGRAFIAR LA NIEVE

No creíamos que tuviéramos que dar consejos como este, pero hemos comprobado que la estupidez de los ‘influencers’ no tiene límites. Así, y en esta última semanas, hemos visto cómo una ‘it girl’ supuestamente acababa ingresada en un hospital con síntomas de hipotermia después de haberse fotografiado en ropa interior en la nieve, aunque parece que todo se trataba de un bulo.

“Hola soy una mujer libre y feliz que se lo pasó pipa haciéndose fotos en bikini en la nieve, hace lo que quiere con su vida y su cuerpo, para los que andan preocupados estoy bien sanota y bien feliz”, contestó Marina -así se llama- después de la ola de internautas que criticaron su actitud.

Abrígate para ir a fotografiar la nieve, es lo mejor.