Quantcast

La Policía inspecciona el centro de mayores incendiado en Sevilla

Especialistas en investigación de incendios de la Policía Científica y agentes de Homicidios de la Policía Judicial inspeccionan el centro de personas mayores Adorea, ubicado en la calle Baltasar Gracián del distrito San Pablo-Santa Justa de la capital andaluza, para esclarecer las causas del fuego originado en la noche del martes y que se saldaba con la muerte de una anciana de 89 años y cinco residentes heridos en estado grave.

Las labores de inspección se realizan desde primeras horas de la mañana, una vez plenamente despejadas de humo las instalaciones siniestradas y con todas las garantías de seguridad.

La Policía Nacional informaba de que merced a las primeras indicaciones de los profesionales del servicio municipal de Salvamento y Extinción de Incendios, el foco del fuego se localizaría en un pequeño cuarto de la segunda planta, propagándose las llamas y alcanzado el humo la tercera planta.

En principio, según tales fuentes, se descartaría que el fuego derivase de un cortocircuito, si bien tal extremo está pendiente de confirmar.

Unos 70 usuarios de este centro del grupo Domus se encuentran realojados en la residencia que este grupo empresarial tiene en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), mientras que, a esta hora, solo permanecen ingresadas cinco personas –todas ellas con pronóstico reservado y que podrían recibir el alta en las próximas horas-: dos de ellas se encuentran hospitalizadas en el hospital Macarena; otras dos en el Valme y una en el Virgen del Rocío.