Quantcast

Medidas en los 29 municipios valecianos con cierre perimetral

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha detallado este martes las nuevas medidas que, además de las generales, rigen para los 29 municipios de la Comunitat Valenciana en los que, por su alta incidencia, se ha decretado el cerramiento perimetral durante 14 días y que se centran en el cierre de la actividad de bares, restaurantes y otros locales salvo que presten servicio de comida para llevar, así como gimnasios, parques o jardines.

Así lo ha anunciado Barceló en una rueda de prensa en la que ha comparecido junto con el ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, tras la reunión de la Mesa Interdepartamental para analizar la evolución de la pandemia y comunicar las nuevas medidas.

Los municipios afectados por el cierre perimentral, con incidencia “crítica” y durante 14 días, son, en la provincia de Castellón: Borriol, Atzeneta del Maestrat, Soneja y Jérica; en Alicante: Alcoi, Castalla y Polop y en Valencia: Llíria, Massanassa, Ayora, Utiel, Sedaví, Sollana, Guadassuar, Oliva, Daimús, Xàtiva, Ontinyent, Sinarcas, Quatretonda, Canals, Benigàmin, Cheste, Moixent, Anna y Bonrepós i Mirambel.

Sanidad ha confirmado a primera hora de la tarde que a estos últimos se suman los municipios de Alfafar, Llocnou de la Coronay Benetússer, que serán confinados junto a Sedaví y Massanasa “por la vinculación de la trama urbanística entre ellos”.

“Las únicas medidas efectivas frente al virus son las no farmacológicas”, ha apuntado Barceló, para señalar que en estos municipios con perimetración habrá medidas adicionales durante 14 días. Una vez transcurridos estos días, se valorará la situación epidemiológica para ver si se levantan las restricciones.

En estas locales se aplicará el cierre cautelar de los centros sociales, casinos, clubes y establecimientos similares; cierra la actividad de bares, restaurantes y otros locales de ocio salvo que presten servicio de comidas para llevar y los gimnasios y centros deportivos, parques y jardines.

Asimismo, se modificará el aforo para los entierros, velatorios y otros tipo de celebraciones, que será de un máximo de 15 personas al aire libre y diez en espacios cerrados.

Barceló ha recalcado que se trata de “medidas necesarias” y ha subrayado que estarán “como hemos estado siempre, vigilantes y atentos al cumplimiento de cada una de ellas, utilizando los cuerpos y fuerzas de seguridad”.

“Todos hemos escuchado y visto y hemos podido ver a amigos cercanos que no han respetado todas las medidas impuestas en la Comunitat Valenciana”, una autonomía de las más duras en cuanto a limitaciones hasta el punto de renunciar a que pudieran venir familiares de fuera a ver a los residentes, ha subrayado la conselleria, que ha recalcado el “sacrificio enorme” realizado.

Sin embargo, ha lamentado que “siempre” se puede producir “una irresponsabilidad que termina colocándonos en la realidad que no queremos, que es la situación en la que estamos”. “No estamos en un estado policial donde la norma se impone con sanciones; necesitamos la complicidad para que el engranaje funcione, pero respetando también el derecho a la salud que debemos de proteger“, ha apelado.