Quantcast

El Plan Estatal de Investigación 2021-2023, el Pacto por la Ciencia

El Plan Estatal de Investigación Científica, Tecnológica y de Innovación 2021-2023, el Pacto por la Ciencia y la reorganización de los Organismos Públicos de Investigación (OPI), verán la luz próximamente, ya en 2021.

Según informa el Ministerio de Ciencia e Innovación, para la planificación de los próximos años, el Consejo de Ministros aprobó en septiembre la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027, que se concibe como el marco de referencia plurianual cuyos objetivos son compartidos por la totalidad de las Administraciones Públicas con competencias en materia de fomento de la investigación científica, técnica y de innovación.

Uno de los principales objetivos de la Estrategia es fomentar la inversión privada en I+D para poder duplicar la suma de inversiones pública y privada en I+D+I, hasta alcanzar en 2027 el 2,12% del PIB, desde el 1,25% actual.

Si bien, el Gobierno ya ha dado los primeros pasos para lograr alcanzar esta cifra con el Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación, aprobado el 9 de julio, y con la aprobación reciente de los Presupuestos Generales del Estado para 2021. Por su parte, el Plan Estatal de Investigación Científica, Tecnológica y de Innovación 2021-2023 se aprobará “próximamente”.

Para asegurar el aumento sostenido de recursos para la I+D+I y las mejoras organizativas del sistema y de la situación del personal investigador, el Ministerio ha acordado un Pacto por la Ciencia y la Innovación con más de 40 organizaciones representativas de la ciencia, la universidad, la empresa y los trabajadores, que será presentado en las Cortes también “próximamente”.

Respecto a los Organismos Públicos de Investigación (OPIs), los PGE 2021 aumentan de manera importante sus recursos, como por ejemplo los del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), un 44%, o los del Instituto Español de Oceanografía (IEO), un 63%. Además, los trámites para la reorganización de los OPIs están “muy avanzados”.

A través de la Ley de presupuestos 2021 se reintroducirá la figura jurídica de la agencia estatal para el CSIC y la Agencia Estatal de Investigación (AEI), y el mantenimiento de las especialidades del régimen jurídico del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), con lo que se logra una mayor facilidad en la gestión de estas entidades y se eliminan las incertidumbres en su régimen jurídico.

En los presupuestos de 2021 se ha reflejado también un incremento de 190 millones de euros para las Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares (ICTS), 29 grandes instalaciones repartidas por todo el país.

CIENCIAS DE LA SALUD

En el ámbito de las Ciencias de la Salud, el Consejo de Ministros ha aprobado la convocatoria 2021 de la Acción Estratégica en Salud (AES), por un importe de 134,4 millones de euros, un 33,2% más que en 2020. Esta cantidad, además, podrá incrementarse en 55 millones de euros una vez se apruebe el plan de recuperación de la Unión Europea.

La AES, del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), es la principal herramienta para la financiación de la investigación biomédica y sanitaria en España, a través de la concesión, cada año, de diferentes subvenciones para el desarrollo de proyectos de investigación y la contratación de investigadores.

Se ha aprobado también una convocatoria para el desarrollo de tres infraestructuras de salud (Medicina Predictiva, Ciencia de Datos y Medicina Genómica) dotada con 25,8 millones de euros, que contará con 51,5 millones más en 2021. Y se incrementan también los recursos para los Centros Nacionales de Epidemiología y de Microbiología.