Quantcast

Qué fue de los concursantes de la 1ª edición de Fama, ¡a bailar!

Fama, ¡a bailar! Fue un talent show estrenado a principios de 2008 y que llegó para conseguir encontrar al mejor bailarín de televisión. Fueron cuatro meses de duras batallas y bailes continuos que nos entretenían en las tardes. Como jurado estaba a la cabeza Víctor Ullate acompañado por Lola González. A ellos los acompañaban los profesores Marbelys Zamora, Rafa Méndez y Sergio Alcover. El programa fue un éxito y prácticamente todos los concursantes se han dedicado a la danza a posteriori.

En la escuela bailaban por parejas y en solitario. Estaban dentro de una casa-escuela en la que estaban vigilados las 24 horas por cámara, al estilo de GH. También en Fama, ¡a bailar! Los bailarines fueron entrenados en varios estilos diferentes como fueron Funky, Street Dance y Baile lírico. A esta escuela de baile llegaron de visita artistas de la talla de Craig David, Alicia Keys, Soraya o Chenoa. También fueron premiados algunos concursantes con casting para bailar junto a Rihanna o Mariah Carey. Sin duda fue un fenómeno del que todavía se acuerdan hoy los aficionados al baile. Vamos a ver qué ha sido de algunos de los concursantes más recordados de Fama, ¡a bailar!

Fama, ¡a bailar! – Marcos Díaz

Qué fue de los concursantes de la 1ª edición de Fama, ¡a bailar!

Marcos fue el concursantes más débil del programa. Apenas tenía experiencia en danza. Tan solo llegaba conociendo algo de bailes de salón y de flamenco. Sin embargo, en la academia aprendió, a base de golpes, lo que es la disciplina.

Fue el foco de las críticas de Rafa Méndez y de su pareja de baile Lorena. Aunque a medio programa cambió de pareja y estuvo bailando unos programas con Paula. Al final fue expulsado en la undécima semana de concurso y estuvo algo cerca de llegar a la final.

A día de hoy Marcos sigue trabajando como profesor de baile en una academia de Aluche. Ha acompañado a artistas como Javián de Operación Triunfo en su candidatura para Eurovisión. Y ha seguido formándose como bailarín. Con mucho esfuerzo ha conseguido su sueño.