Quantcast

Cómo cocer las gambas y que te queden dignas de un manjar de dioses

Uno de los alimentos más consumidos en España cuando la familia y los amigos se reúnen para celebrar son langostinos y las gambas cocidas. Aunque en muchas pescaderías y supermercados los venden ya cocidos, cocerlos en casa es algo sencillo que te ahorrará unos euros a la hora de hacer la compra y te permitirá elegir los ejemplares de mejor calidad.

Cocer este tipo de marisco típico en nuestro país no tiene ninguna ciencia, pero hay que saber hacerlo bien. Solo necesitarás dos recipientes, mucha agua, mucha sal y mucho hielo. Lo demás es cuestión de controlar el tiempo para no pasarte de cocción y en pocos minutos tendrás listos un marisco cocido en casa de auténtico escándalo. Seguro que tus comensales de esta Navidad tan atípica lo van a notar.

¿Mejor gambas frescas o congeladas?

Cómo cocer las gambas y que te queden dignas de un manjar de dioses

Los langostinos y gambas frescos están más ricos, pero también cuestan más. Comprarlos congelados te puede salir más económico, pero te recomendamos como siempre no decantarte por los más baratos. Hay langostinos y gambas congelados de muy buena calidad, opta por ellos que, al fin y al cabo, no los comes todos los días y ya que te damos un homenaje, pues hazlo bien.

En el caso de los langostinos y gambas congeladas, previo a su cocción es necesario descongelarlos. Para ello, tendrás que colocarlo sobre un escurridor y dejarlo descongelar lentamente dentro de la nevera durante 24 horas. Seguro que soltarán mucha agua, que tendrás que desechar, así que mejor coloca el escurridor sobre un plato hondo si no quieres ensuciar la nevera.