Quantcast

Residencia de San Ildefonso ante el Sorteo de Navidad: «Estamos trabajando con más ilusión si cabe»

La directora de la Residencia-Internado de San Ildefonso de Madrid, Charo Rodríguez, se enfrenta este 22 de diciembre a su cuarto Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, en un año marcado por la situación derivada de la pandemia de la Covid-19.

«Este año estamos trabajando con más ilusión si cabe para que el sorteo cuente con la participación de los niños y niñas de la Residencia, poniendo muchísimo cariño y dedicación que se siente compartida por todos los agentes implicados», explica Rodríguez al ser preguntada sobre si este año hay más nervios por la situación particular de pandemia.

En una entrevista concedida a Europa Press, la responsable de la Residencia de San Ildefonso asegura que en 2020 «se ha acentuado la colaboración y la coordinación habituales en la preparación» de la esperada cita navideña. «Sin duda, las circunstancias difíciles como las que estamos viviendo también nos invitan a dar lo mejor de cada uno, potenciando nuestras capacidades y recursos», subraya.

En este escenario, la directora de la Residencia apunta que, como todos los años, «los ensayos han comenzado en el mes de octubre y en ellos las niñas y niños van realizando de manera sucesiva esas mismas rutinas que se seguirían el día 22».

«Siempre tenemos presente que se participa en equipo y éste cuenta con diferentes roles, por lo que también se incide mucho en la coordinación entre los mismos y en las ventajas que supone el hecho de ser una experiencia compartida», manifiesta Charo Rodríguez.

UN DÍA ESPECIAL PARA DISFRUTARLO

De esta forma, detalla que la preparación se desarrolla «en un ambiente distendido, y desde ahí se van comentando situaciones que se pueden presentar y orientando en cómo afrontarlas». «Con ello, las niñas y niños van ganando mucha confianza y seguridad y sobre todo sintiendo que es un día especial para disfrutarlo desde el mismo momento en que se empieza a preparar».

A juicio de la responsable del centro madrileño, participar en esta actividad «contribuye a mejorar la capacidad de atención y concentración, la confianza en uno mismo, la autoestima, la capacidad para manejar emociones, para participar en equipo y relacionarse con los demás, potenciando asimismo la motivación, la responsabilidad y el compromiso».

En relación con el número de niños y niñas que participan este año en el sorteo del 22 de diciembre, Rodríguez apunta que, «en principio, se está preparando todo para que acudan 16 participantes, de los cuales 10 son niños y 6 son niñas, pero no son datos definitivos y podrían variar«. Habitualmente, el número de niños que participan ronda la treintena.

Así, las edades de los pequeños que, en principio, van a participar en el sorteo de la lotería de Navidad de 2020 estarían comprendidas entre 10 y 13 años, avanza la directora, que añade que la mayoría son de nacionalidad española y la ascendencia familiar se sitúa en países como Marruecos, Portugal, Rumanía, Nigeria, Paraguay, Ecuador, República Dominicana, Perú, Bolivia y España.

«Este año contaríamos con diez niños y niñas que ya cantaron el año pasado y seis que se estrenarían cantando, aunque de estos últimos cuatro fueron extractores el año pasado», adelanta la directora de la Residencia de San Ildefonso.

Respecto a los requisitos que deben cumplir para participar en la actividad del Sorteo de la Lotería de Navidad, la responsable de la institución educativa explica que «se hace una selección entre aquellas niñas y niños que se presentan voluntarios».

Rodríguez añade que «quienes cantan número o premio tienen ya cumplida una edad, entre ocho y nueve años, lo cual supone además de altura física para alcanzar bien a todos los alambres de las tablas, una cierta madurez y un nivel de conocimiento de los números adecuado». «Es necesario también contar con una buena voz, clara y con proyección, vocalizar bien y tener fluidez verbal», apostilla.

Asimismo, la directora comenta que «se valora la capacidad para mantener cierta presencia en el escenario». «Una vez tenemos hecha esta selección, se van buscando voces que armonicen bien para componer las diferentes parejas», recalca.

«Los requisitos para las niñas y niños que extraen las bolas no están tan definidos, si bien el conjunto lo conforman los cuatro, dos cantando y dos extrayendo ya que se trata de una actividad que se realiza en equipo», matiza.

GRANDES PROTAGONISTAS DE LA JORNADA

Sobre a que atribuye que haya tantos candidatos a estar sobre las tablas del Teatro Real el próximo 22 de diciembre, Rodríguez asegura que «les gusta mucho participar en el Sorteo Extraordinario de Navidad». «Es un día que vivimos todos juntos con gran ilusión», afirma, al tiempo que agrega que se trata de una experiencia entrañable en la que se sienten los grandes protagonistas de la jornada».

La Residencia Internado San Ildefonso, dependiente del Ayuntamiento de Madrid, acoge a 60 menores de edades comprendidas entre 6 y 14 años. Se integra en el conjunto de recursos socioeducativos de los que dispone el Consistorio madrileño, y está destinada a atender a niñas, niños y adolescentes cuyas familias, por determinadas razones socioeconómicas, necesitan un apoyo temporal en la crianza de sus hijos/as.

Charo Rodríguez, que se enfrenta el 22 de diciembre a su cuarto Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, dirige la institución educativa desde el año 2017, cuando tomó el relevo de Esperato Fernández tras más de dos décadas al frente del centro.