Quantcast

No reconocerás al Señor Barragán sin su disfraz

El Señor Barragán es uno de los humoristas más famosos de la época de los 90. Era la caricatura de un mendigo que contaba chistes verdes. Era muy carismático y siempre comenzaba las actuaciones preguntando al público que qué tal estaba. Su característico “como estamos, bien, bien”. El señor barragán iba con un gorro medio roto y con una camisa desabrochada por la parte baja.

También tenía una camisa interior y unos pantalones que le quedaban pesqueros e iban atados con una cuerda. Su característico abrigo largo sucio de tela dura y sus pantuflas disfrazaban a su creador. Manuel Barragán, que es como se llama este personaje está interpretado por José María Rubio Barragán. Su humor es picante y basto. Pero también absurdo.

Barragán en la actualidad

No reconocerás al Señor Barragán sin su disfraz

Uno de los grandes secretos del Señor Barragán era la apariencia real que tenía. Esta fue desvelada hace poco tiempo. En el programa Viva la Vida de Telecinco, José María Rubio aparecía sin disfraz. Se mostraba tal cual era ante Emma García. En la entrevista se pudo ver un lado más íntimo del hombre que encarna al personaje.

José María en el programa afirmaba: “Estoy como desnudo. Es la primera vez que salgo en televisión sin el disfraz”. Y es que una de las ventajas que tiene salir con un disfraz en televisión es la fama. Si al Señor Barragán le conocen varias generaciones, José María Rubio es una persona que pasa desapercibida en cualquier lugar. Más de 30 años lleva Rubio encarnando a Barragán de hecho tiene ya parte del propio autor. “Me imagino que en Barragán hay bastante que no he llegado a ser, pero mediante el disfraz, he podido serlo”.

Uno de los cambios que más ha impactado en la historia de la televisión ha sido la de José María Rubio. Del Señor Barragán a él hay un mundo. El humorista es publicista para una marca de supermercados. Sin embargo, en el mundo del espectáculo ha creado un icono. De hecho, él mismo admite que “Yo entraba por teléfono en el programa (de Arús) haciendo de Barragán y luego atendía a los clientes con mi traje. Pasaba de gilipollas a señor”. También admitió que la idea del personaje le vino tras conocer a un proveedor que se llamaba barragán y que, según Rubio, era muy feo.