Quantcast

El Ayuntamiento modificará sus presupuestos para dar respuesta a los problemas de la nueva situación social

El Ayuntamiento de la Villa de Ingenio estudia cómo modificar y adaptar los presupuestos para dar respuesta a la nueva situación social que se plantea con la crisis de la pandemia, una realidad que ha dado la vuelta a unas líneas de acción definidas en las cuentas municipales ya aprobadas y que tendrán que cambiar para priorizar otra serie de cuestiones que precisan soluciones para recuperar la sostenibilidad social.

Partidas extraordinarias con el objetivo de reactivar el tejido empresarial y productivo del municipio, garantizar la atención social a las personas y colectivos más vulnerables, destinar subvenciones aprobadas para eventos culturales y sociales a alquileres comerciales, de vivienda u otras necesidades, son algunas de las nuevas líneas de trabajo que se plantea actualmente el grupo de Gobierno.

El grupo de Gobierno municipal mantiene una comunicación continua para examinar qué líneas de actuación se pueden poner en marcha para colaborar con áreas como Desarrollo Local, Sector Primario, Turismo y Comercio, entre otras, además de las políticas activas que hay que desarrollar ahora en Servicios Sociales para atender a la parte de la población más vulnerable.

La alcaldesa de Ingenio, Ana Hernández, explica que el objetivo de adaptar los presupuestos a las nuevas necesidades que han surgido con esta pandemia es “anticiparnos a la crisis económica y social que viene, aunque debemos tener todos los datos sobre la mesa para concretar qué modificaciones podemos hacer en el presupuesto vigente para aprovechar al máximo los recursos económicos municipales”.

Ana Hernández asegura que “somos conscientes de que tendremos que hacer un enorme esfuerzo desde esta administración, pero estaremos en continuo contacto con otras instituciones supramunicipales con el objetivo de conseguir el mayor número de recursos económicos posible para ayudar a nuestra gente y a nuestro sector empresarial porque se trata de reducir el grave impacto económico que sufren las personas autónomas y empresarias, pero también los empleados y emprendedores como consecuencia de la crisis sanitaria y el decreto del estado de alarma”.

La alcaldesa también agradece a la ciudadanía del municipio “el comportamiento ejemplar que ha demostrado respetando el confinamiento, lo que hace que disminuya mucho el riesgo de contagio en el municipio”.