Quantcast
domingo, 23 enero 2022 16:20

El Chelsea conquista su segunda Europa League

La final de la UEFA Europa League, celebrada en el Estadio Olímpico de Bakú, estuvo cargada de polémica en las horas previas al comienzo del partido con motivo del conflicto político entre Azerbaiyán y Armenia, lo que impidió que Henrij Mjitarián, futbolista del Arsenal, estuviera presente en el partido más importante de la temporada para los gunners al no poder garantizar su seguridad por completo.

El conjunto dirigido por Unai Emery fue mejor que el Chelsea durante la primera media hora del duelo, con un Granit Xhaka que a punto estuvo de sorprender a Kepa Arrizabalaga con un tremendo derechazo desde fuera del área. No obstante, el disparo del internacional suizo salió lamiendo la cepa del travesaño. Pese a ello, el plantel blue se asentó en el tramo decisivo del primer acto, propiciando que Petr Čech tuviese que realizar una intervención muy meritoria tras un magnífico golpeo raso y cruzado de Olivier Giroud.

Llegaba la contienda al descanso con el resultado gafas en el luminoso (0-0), por lo que restaban por delante otros 45 apasionantes minutos para dilucidar quién sería el sucesor del Atlético de Madrid en la segunda mejor competición de clubes del Viejo Continente. Emerson Palmieri, quien sufrió en demasía durante la primera mitad por las incursiones por el costado diestro de los atacantes del Arsenal, sirvió un extraordinario envío que fue aprovechado a la perfección por Giroud, un delantero que anotaba su undécima diana de la competición con un certero testarazo (1-0).

Corría la hora de partido cuando Pedro Rodríguez, el hombre de las finales, sería el responsable de poner mayor tierra de por medio favorable a los intereses del Chelsea de Maurizio Sarri, un hombre que ha estado en la cuerda floja durante varios tramos de la campaña. Eden Hazard, quien puede haber disputado su último choque con la elástica de los londinenses, asistió al canario para que con un chut sutil con su pierna zurda batiese al cancerbero checo del Arsenal (2-0).

El castigo iba a ser aún más severo cuando, cinco minutos más tarde, Pedro filtró un sensacional balón que Giroud, ante la presión de Ainsley Maitland-Niles, supo hacer uso de su veteranía y picardía para que el joven carrilero británico cometiese una pena máxima sobre el francés. El responsable de lanzar y, posteriormente, dejar el envite prácticamente visto para sentencia fue Hazard, que engañó por completo a Čech para colocar el 3-0 en el marcador.

Recortaría distancias en el electrónico Alex Iwobi en el minuto 69, que fue precisamente uno de los recambios de Emery tras encajar el tercer tanto del Chelsea. Pese a ello, poco iba a durar la alegría entre la parroquia del Arsenal, ya que nuevamente Hazard, después de una exquisitez técnica de Giroud, batiría a Čech para firmar el 4-1 que, a la postre, sería definitivo.

El histórico arquero de la República Checa, ex del Chelsea, ha tenido una amarga despedida del deporte rey, ya que esta noche colgará los guantes de forma definitiva. Por su parte, la entidad dirigida por Sarri, donde Čech regresará para convertirse en su director deportivo, se alza con su segunda Europa League tras la conquistada en 2013 ante el Benfica.