Quantcast
viernes, 9 diciembre 2022 19:48

La estrella francesa del básquet que apuesta por Rusia en tiempos de guerra

Thomas Heurtel es uno de los jugadores de baloncesto mejor valorados de los últimos tiempos en Europa. El base francés no es solo bueno en las canchas. En la última semana ha protagonizado varios de los titulares de los periódicos deportivos más importantes por una decisión propia que le va a costar muy cara. El galo, que jugaba hasta hace poco para el Real Madrid, se comprometió a no fichar por ningún club ruso, debido a todo lo que está sucediendo en su guerra contra Ucrania. Sin embargo, después del Eurobasket, ha cambiado drásticamente de opinión y ha fichado por dos años con el Zenit de San Petersburgo.

‘De blanco a negro’

El Eurobasket 2022 se celebró del 1 al 18 de septiembre. Francia estaba en muchas quinielas para llegar a la final y acabar llevándosela. Uno de sus mejores jugadores, Thomas Heurtel, fue uno de los grandes responsables para que su equipo jugara ese último partido, que acabaron perdiendo contra España. El galo cosechó un muy buen torneo, y fue una de las piezas clave para que su selección no cometiera un desastre. Sin embargo, antes y después del propio Eurobasket, fue noticia por una sospecha que ha acabado siendo realidad.

Saltó la noticia antes de ese 1 de septiembre contando que Heurtel estaba contactando con el club ruso desde hacía algunos días. Esto, claramente, no gustó a la federación francesa, que aseguró al jugador que no iba a permitir que representara al país si fichaba por el Zenit. Todo quedó en un pequeño susto, y las negociaciones se relajaron para centrarse de lleno en el torneo europeo. Después de que este acabara, y tras un mal papel de la selección gala la final, algo cambió en su cabeza y acabó fichando por el club con el que juró no negociar más.

La estrella francesa del básquet que apuesta por Rusia en tiempos de guerra

En el ojo del huracán

Bien es cierto que Thomas Heurtel no ha sido nunca un jugador pacífico en cuestiones que no sean estrictamente jugar dentro de la cancha. Ha jugado para los máximos rivales que tiene nuestro país, FC Barcelona y Real Madrid, y no salió bien parado con ninguno. De hecho, hubo una gran discusión con el equipo catalán que acabó apartándolo, unas declaraciones suyas que salieron que no dejaron bien al club, y unas últimas trifulcas con el equipo madrileño, que tampoco lo pusieron en buen lugar.

Ahora, la trifulca la tiene con la selección francesa. Esta indicó que estaba al corriente de que el base galo tenía contacto con equipos extranjeros, y algunos rusos, pero quiso recalcar que “en ningún momento se le había informado de que se había firmado un contrato o se iba a firmar con un club ruso”. De hecho, a finales de julio, Heurtel dejó por escrito que no tenía compromiso ni intención de firmar por ningún club ruso.

Las consecuencias del cambio de opinión

De esta manera, da un ‘plantón’ asombroso a la selección de su país, que no le permitirá jugar más para ella. Con la celebración de los Juegos Olímpicos en la capital de su nación muy cerca ya, tendremos que estar al tanto de cuál será la sanción o las posibles consecuencias extra que se llevará el base por haber ‘traicionado’ sus pensamientos. Lo que sí es objetivo y claro es que Heurtel pospuso su fichaje por el Zenit, quién sabe si para poder jugar el Eurobasket, o por ciertas estrategias que se nos escapan de las manos.

La realidad es que el país ruso está cada vez más apretando las tuercas a Ucrania, en una guerra que no cesa y que no parece cambiar de rumbo hacia un final pacífico. Habiendo fichado ya por dos años y su ‘adiós’ al Real Madrid, el galo tendrá que ser consecuente con sus actos y tirar para adelante en unos meses complicados en territorio ruso, representando al campeón de la liga, el Zenit de Sant Petersburgo.