Quantcast

Tuberías de vacío, uno de los elementos clave del sistema de alcantarillado por vacío de Flovac

Uno de los componentes fundamentales del sistema de alcantarillado por vacío es la red de tuberías, ya que permite transportar la mezcla de aguas residuales y aire del pozo de recolección a la estación de vacío. De esta manera, asegura que el flujo residual entre al sistema por medio de los puntos correctos y llegue a destino de manera óptima, evitando anegamientos, bloqueos y filtraciones.

En este sector, una de las empresas líderes en el ámbito de saneamiento por vacío de España es Flovac, la cual se especializa en el diseño y la instalación de sistemas de alcantarillado por vacío.

Características de la red de tuberías por vacío Flovac

Las tuberías de vacío de Flovac, ya sean las fabricadas en PE o PVC, están pensadas para instalarse superficialmente, con una pendiente del 0,2 %, y al contar con el perfil en diente de sierra, no requieren realizar excavaciones profundas en el terreno. Cabe señalar que para garantizar un rápido movimiento de las aguas residuales hacia la estación de vacío es importante contar con una equitativa distribución de los pozos de recolección a lo largo de la tubería principal y alrededor de las zonas de captación.

Así, para instalar las tuberías es necesario conectar las líneas de gravedad desde las viviendas hasta el pozo de recolección, el cual puede dar servicio a entre 4 y 6 casas, dependiendo de las condiciones del terreno, el tamaño de los inmuebles y la cantidad de flujos que puedan entrar al alcantarillado. Una vez realizado este paso, se colocan las tuberías de vacío a una profundidad de 1 o 2 metros, resultando muy útiles en suelos con un alto nivel freático, terrenos rocosos o sulfato ácido.

¿Cuáles son los beneficios del sistema Flovac?

La instalación del sistema Flovac presenta múltiples ventajas, sobre todo en lo que respecta al cuidado del medioambiente. En este sentido, es posible utilizar sistemas de vacío en áreas sensibles medioambientalmente, puesto que ante cualquier rotura o fisura, la presión negativa succiona el aire dentro de la red, evitando todo tipo de derrames y, por ende, disminuye el riesgo de contaminación del suelo considerablemente. Debido a esto, la tecnología de Flovac permite su instalación en la misma zanja que las tuberías de agua.

Un sistema de monitorización detecta las roturas de las tuberías y notifica a los operarios de mantenimiento en menos de 10 minutos. Normalmente, las roturas se producen al realizar obras cerca de las tuberías y un aviso rápido permite localizar rápidamente la rotura y proceder a su reparación. Una ventaja importante respecto a los sistemas de alcantarillado por gravedad o bombeos.

Con un equipo propio formado por profesionales con una larga experiencia en el sector y departamentos capacitados para realizar todo el ciclo de saneamiento por vacío, Flovac es una de las alternativas más seguras para este tipo de instalaciones.