Quantcast

Michelle Vaz se ocupa de recopilar los momentos importantes de los bebés desde su nacimiento

Convertirse en padres es, para muchas personas, una de las etapas más maravillosas, un sueño y un objetivo principal en sus vidas.

La paternidad está llena de momentos inolvidables, de pequeñas escenas y experiencias que pronto pasan y solo quedan en el recuerdo porque los hijos crecen rápido y nunca más vuelven a ser los bebés que un día fueron.

Por esta razon, la fotografía es una muy buena forma de capturar esos momentos inolvidables y, aunque puede ser todo un desafío sacar fotos a un bebé, hay profesionales, como Michelle Vaz, madre y fotógrafa profesional, que se especializan en este tipo de fotografía. Además, cuenta con un estudio de fotos en Madrid totalmente preparado para ello.

La vida le ha dado la oportunidad de mudarse de Dubái a Madrid y es impresionante como se ha establecido como una fotógrafa profesional y reconocida en la comunidad de extranjeros y ciudadanos de Madrid.

Una manera de captar los momentos importantes de la paternidad temprana

Después de convertirse en madre, Michelle Vaz decide trabajar como fotógrafa profesional de recién nacidos. Como madre de 3 niños pequeños y profesional, entiende que la fotografía de bebés es muy complicada, pero que aun así es sumamente útil para recopilar momentos importantes y maravillosos de la paternidad temprana.

Ella ofrece sus servicios a los padres que desean capturar las escenas y experiencias que vivan con sus hijos en esta nueva etapa, desde el mismo momento del nacimiento. Su ojo especializado y su experiencia, serán clave para que cada foto cuente una historia y enmarque un momento inolvidable. No obstante, además de eso, posee un estudio de fotos profesional en Madrid llamado The Living Room Studio Goya, que ha sido preparado y ambientado para fotografía de retrato con bebés y niños pequeños. Asimismo, se preocupa por ofrecer un trato cercano y en crear una atmósfera llena de ternura y cariño, para que tanto los bebés como los padres, se sientan como en casa.

Fotografías naturales, espontáneas y únicas

Lo que más destaca del estudio de fotos de Michelle Vaz es que no solo está preparado con buena iluminación y con un especial cuidado en la higiene y en los detalles, sino que también cuenta con elementos decorativos que lo asemejan a un salón acogedor de casa, con muebles, asientos cómodos, juguetes para niños y mucho más.

El espacio es capaz de provocar una sensación de relajación, que no solo disfrutan los padres, sino también el bebé, algo que es muy difícil de encontrar en otros estudios fotográficos de la zona. Las sesiones allí destacan también por su espontaneidad, aunque siempre bajo el lente y las recomendaciones de la experta, quien previamente les presenta una metodología muy bien pensada.

La idea es que cada momento que se capture sea único, natural y que refleje la interacción real que hay entre padres e hijos. Solo así se pueden obtener fotografías que tengan un significado profundo que trascienda, aún después de que los hijos crezcan y esa etapa haya pasado.

Por último, cabe destacar que Michelle Vaz dispone de una página web, desde donde las personas pueden conocer su trabajo y obtener más información sobre sus servicios. Asimismo, es un medio a través del cual se puede mantener contacto con ella para organizar una sesión fotográfica, ya sea en su estudio o en otro lugar que se acuerde entre ambas partes. El estudio The Living Room Studio Goya está ubicado en el centro de Madrid en Barrio Salamanca y está bien comunicado por transporte público y con apartamento al lado.