Quantcast

Tartas clásicas convertidas en helados artesanales por IceCake

La empresa IceCake ha venido a innovar con el concepto de los helados y las tartas tradicionales, uniéndolos en un solo producto de sabor extraordinario y que se apoya en una filosofía del placer.

Las creaciones del chef Roger Carvalho se definen, según sus palabras, como una “cucharada de felicidad para escapar de lo cotidiano”. Estos helados artesanales se basan en los sabores de varias de las tartas más populares, para deleite de los amantes del dulce. El proyecto forma parte de la red de marcas gastronómicas del Conglomerado Carvallo, cuyos productos se caracterizan por su alta calidad.

Tarrinas de helados artesanales con sabores únicos

Los productos de IceCake by Roger Carvallo suponen la unión de dos placeres en uno. Uno de los sabores disponibles de la marca es el de carrot cake, que replica el sabor de la tradicional tarta de zanahoria en un helado ideal tanto para adultos como para niños. Este postre para toda la familia está hecho a base de zumo de zanahorias frescas. También lleva trocitos de bizcocho de canela y una crema de queso de consistencia espesa pero suave.

Otra opción de IceCake es el helado inspirado en la tarta Sacher, un pastel de culto originario de Austria. En este caso, la base es de cremoso helado de chocolate negro acompañado con trocitos de bizcocho, mantequilla y mermelada de albaricoque.

Para los que prefieran una variedad más refrescante, la marca ofrece el helado de tarta de limón, preparado con cítricos y pequeños pedazos de galleta de mantequilla. Como no podía ser de otra manera, está coronado con una nube de merengue italiano.

Por su parte, el helado de tarta de queso casera combina mascarpone con galletas de almendras y mermelada de arándanos. La textura es sedosa y gustosa al paladar. La última de las opciones de tarrinas de helado de IceCake está inspirada en los sorbetes de chicha morada. Este producto es sumamente delicado y brinda una sensación mantecosa aunque no contenga grasas. Está elaborado con una infusión de maíz morado, cáscara de piña, clavo, canela y trozos de membrillo, y endulzado con panela, y zumo de limón para terminar de realzar los matices de una bebida muy refrescante.

IceCake es una marca en expansión

Los helados artesanales de IceCake se consiguen en distintos lugares de venta en Barcelona y también a través de la página web. Pronto la marca planea llegar a los 20 puntos de comercialización, en un proceso de expansión que cuenta con el apoyo de partners nacionales e internacionales, entre ellos Kondimentum, Karxof, Vegan Sea, o restaurantes de Barcelona como Cabernet y Kalamata y la marca de ropa sostenible Núria Serra Barcelona. Los helados artesanales de IceCake son una opción distinta e innovadoras que se puede disfrutar en cualquier momento que se desee algo dulce y refrescante.