Quantcast

Escudero dice que la Comunidad de Madrid no ha recibido la sentencia de TS

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha evitado este viernes pronunciarse sobre el pronunciamiento del Tribunal Supremo que declara vulnerados los derechos de los médicos y pediatras de Atención Primaria de Madrid y se ha remitido al Plan de Mejora Integral de este nivel asistencial puesto en marcha por el Gobierno regional.

En concreto, el Alto Tribunal ha determinando que la Comunidad de Madrid vulneró los derechos de los médicos y pediatras de Atención Primaria en materia de integridad física y salud al no dotarles de forma completa de medios y medidas de protección en sus centros de trabajos antes y después de la pandemia.

El TS estima la impugnación del Gobierno regional contra dos apartados de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), de marzo de 2021, que declaró vulnerados los citados derechos.

Los magistrados anulan parcialmente el fallo en lo relativo a que desaparece la fijación de los cupos, «número máximo de pacientes a atender por jornada de trabajo y tiempo mínimo de dedicación a cada uno», a los que emplazó la sentencia de instancia. También elimina la orden de establecer «una plantilla acorde con ello y a la cobertura de las vacantes existentes en la misma». El resto de la sentencia anterior se confirma en lo relativo a la vulneración de los derechos de los trabajadores.

Durante un acto en el Hospital público Ramón y Cajal para presentar el Plan de Terapias Avanzadas 2022-2024, el consejero ha subrayado que le «consta» que la Abogacía General de la Comunidad de Madrid no ha recibido esa sentencia, por lo que ha evitado pronunciarse hasta no conocer los detalles de la misma.

En cualquier caso, ha incidido en que desde la Consejería de Sanidad continuará en la línea de trabajo marcada en el Plan de Mejora de Atención Primaria, «orientado precisamente a esas mejoras». Entre otras, el Consejo de Gobierno ha dado este miércoles luz verde a las medidas de recursos humanos contempladas en el mismo, por un valor de más de 80,8 millones de euros, que recogen subidas salariales para los profesionales de este nivel asistencial en función de una serie de condicionantes y la creación de 1.200 nuevas plazas.