Quantcast

Ventajas y desventajas de los negocios online

Incursionar en el mundo de las ventas en línea se ha convertido en un requisito prácticamente indispensable para cualquier negocio. Gracias al alcance, a la facilidad de acceso y a la comodidad que ofrece Internet, hoy en día la mayoría de las empresas ofrecen una versión digital del inventario de sus productos, para que sus clientes puedan adquirirlos vía web.

Si estás pensando en formar parte del mundo del e-commerce, debes tener en cuenta diversos aspectos esenciales, tales como los retos que enfrentarás, así como las ventajas que disfrutarás una vez hayas construido tu negocio online.

Aspectos relevantes de los negocios online

Lo primero que debes tener claro es que los comercios en línea no son exclusivos para las compañías que ya cuentan con local físico, o que poseen una larga y conocida trayectoria en el mercado. Contar con una tienda física no es excluyente ni necesario para contar construir un negocio online.

Por otro lado, la posibilidad de vender productos o servicios por medio de la web representa una gran oportunidad para los emprendedores que desean sumergirse en el mercado con un nuevo proyecto. Y es que esta opción es mucho más económica que la de alquilar o adquirir un espacio físico para vender. Adicionalmente, debes tener en cuenta que la infraestructura informática que utilizarás debe ser sólida y confiable para que tu negocio funcione perfectamente en todo momento. Además de estos aspectos, también debes conocer detalladamente las ventajas y desventajas que implica un comercio electrónico.

Ventajas de los negocios online

Son diversas las ventajas que puedes disfrutar con una tienda en línea. Te mencionamos las principales:

  • Rapidez y economía: establecer un negocio virtual es mucho más rápido que establecer uno físico, podrías tener tus ventas en línea funcionando en un par de días. Por otro lado, también es mucho más económico, ya que no debes invertir en comprar o rentar un local, en mobiliario, letreros o avisos, ni en un inventario gigantesco.
  • Independencia: como creador y dueño de tu propio e-commerce, serás tu propio jefe y tendrás el poder y la responsabilidad de tomar las decisiones más convenientes para tu empresa.
  • Mayor alcance: al tener presencia en la web, tu negocio podrá ser visitado por las personas alrededor del mundo, por lo que tus productos o servicios tendrán un alcance internacional.
  • Competencia balanceada: esta es una de las ventajas más destacadas de los negocios online. Y es que en el mundo virtual si haces las cosas de manera correcta, tendrás la oportunidad de competir con las grandes empresas en términos de igualdad.
  • Disponibilidad 24/7: al estar vía online, tus clientes podrán visitar tu tienda y recorrer tu catálogo de productos todos los días a cualquier hora. Tu comercio estará abierto al público incluso durante festividades o fines de semana.
  • Ubicación flexible: tendrás la oportunidad de trabajar desde cualquier ciudad o país. Solo requieres de una conexión estable a Internet. Incluso, puedes acceder desde tus dispositivos móviles.
  • Venta de productos digitales: a través de un comercio web tienes la posibilidad de vender productos no físicos como aplicaciones móviles, libros, canciones, cursos, etc. Si este es el caso, no requerirás de espacio físico para almacenar tu mercancía, ni de servicio de entrega.
  • Productos por demanda: tienes la posibilidad de ajustar tu inventario de acuerdo a la demanda que presenten tus clientes. Esto te permitirá reducir tus costes de logística.
  • Segmentación de publicidad: las herramientas digitales actuales te permiten ejecutar campañas segmentadas y medir los resultados de las mismas, para validar su efectividad.
  • Manejo de estadísticas: las tiendas de ventas en línea cuentan con un sistema de compra / venta, que registra cada operación realizada, por lo que se te hace mucho más sencillo llevar un control de tus estadísticas y del crecimiento de tu negocio.
  • Fidelización de los clientes: ofreciendo contenido de calidad a tus clientes por medio de tu blog o de tus redes sociales, podrás contar con un gran número de seguidores que actúen como multiplicadores y embajadores de tu tienda.
  • Optimización del servicio al cliente: podrás informar a tus clientes con lujo de detalles, acerca de las características de tus servicios o productos de manera más atractiva y confiable. Asimismo, puedes utilizar diversos mecanismos de comunicación como el correo electrónico o el chat en vivo. Adicionalmente, tienes la posibilidad de aplicar una forma más eficiente de realizar tus envíos de productos, reduciendo los tiempos de entrega.

Desventajas de las tiendas en línea

Estas son algunas de las desventajas de un e-commerce:

  • Inversión inicial: aunque es mucho más barato que un local físico, crear una tienda online requiere de una inversión que abarque el servicio de hosting, el diseño web, y la creación de algún diseño gráfico para tu empresa, entre otros.
  • Inconvenientes técnicos: es posible que ocurran problemas a nivel técnico que afecten al sitio web de tu tienda, imposibilitando la visita de tus clientes.
  • Servicios externos: dependerás de servicios de terceros como el de hosting para tu web, los métodos de pago, y el de transporte para el envío de tus productos. La poca efectividad de estos servicios afectará negativamente a tu tienda, por lo que debes asegurarte de contar con buenos proveedores.

Todos estos aspectos deben ser tomados en cuenta al momento de incursionar en el mundo de los negocios online, para lograr los resultados esperados.