Quantcast

110 militares y 17 policías participan en el operativo de evacuación en Afganistán

Un total de 110 militares y 17 agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de España participan en el operativo de evacuación de colaboradores y sus familias de Afganistán con el objetivo de velar por que todo el proceso se desarrolle con seguridad y garantías, en especial en el aeropuerto de Kabul, han informado fuentes del Ministerio de Defensa.

El jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), Teodoro E. López Calderón, lidera el operativo y ha señalado que la misión es sacar de Afganistán a entre 800 y 1.000 personas que lleguen al aeropuerto de Kabul. «Nuestra gente está 24 horas al día esperándoles en la puerta», ha asegurado el Jemad en declaraciones al diario ABC.

Hasta el momento, han llegado a la base aérea de Torrejón (Madrid) dos aviones procedentes de Kabul, previa parada en Dubai, y alrededor de las 21.00 horas llegará una tercera aeronave con otras 110 personas.

El primero de los aviones con personal afgano llegó a la capital española el pasado jueves con 53 personas a bordo, mientras que el segundo, en el que había 110 repatriados, llegó ayer alrededor de las 20.30 de la tarde.

Estos vuelos se enmarcan en el acuerdo alcanzado por los Veintisiete a propuesta del Gobierno español para que España sirva de ‘hub’ de entrada para los afganos que trabajaron para el bloque y sus familias y su posterior distribución en base a cuotas por el resto de países.

UNA SITUACIÓN CAÓTICA

La ministra de Defensa, Margarita Robles, justificó este viernes que los aviones militares españoles que están evacuando a colaboradores de la misión española en Afganistán no vayan completos, por el «caos» en torno al aeropuerto de Kabul y la dificultad de acceder después de que los talibán controlen toda la ciudad de Kabul y el resto del país.

Robles detalló en una entrevista en RNE, que la situación es tan complicada que una de las personas evacuadas perdió a una hija en una de las avalanchas en el aeródromo de la capital afgana.

«Si no ha entrado más gente en los aviones es porque la situación para acceder al interior del aeropuerto de Kabul es dramática», aseguró la ministra, que describió un panorama con heridos, de grandes aglomeraciones y esperas de hasta «48 horas» para acceder al aeródromo.