Quantcast

Cómo cuidar las heridas de un piercing

Hacerse un piercing no es complicado, solo se requiere de mucha atención en su cuidado para que este sane por completo. Además que es sumamente importante que lo realices en un sitio de confianza , ya que si no cuentan con las medidas de higiene necesarias, es seguro que pueda existir infección.

Ten en cuenta que los piercing se realizan con agujas y estas no deben ser reutilizables. Así que sin importar el lugar del cuerpo dónde lo quieras, debes saber que el procedimiento debe realizarse en un lugar de confianza.

LE PUEDE INTERESAR:SE HACE UN PIERCING EN LA NARIZ Y SE QUEDA PARAPLÉJICA

Bajo ninguna circunstancia se recomienda realizarse una perforación en sitios no recomendados. O con personas que no tengan conocimientos sobre cómo abrir un piercing, recuerda que deben cumplir con ciertas normativas para que el procedimiento no salga mal.

Hay muchos estudios de tatuajes y piercing donde trabajan profesionales, pero también hay gente que trabaja ‘de forma pirata’ y en locales pocos salubres cobrando menos pero poniendo en riesgo tu salud.

Cerciórate dónde te vas a realizar el piercing. Busca referencias de trabajos realizados y centros que te ofrezcan todas las garantías sanitarias. Nunca te lo hagas tú mismo o permitas que alguien no profesional te lo haga. Es un riesgo que no debes correr bajo ninguna circunstancia.

Cuidados para mantener la zona del piercing saludable y sin infección

Cuidados para mantener la zona del piercing saludable y sin infección

Hacerse un piercing es una decisión personal, cada quien lo hace en el lugar y zona que guste. Pero si de algo hay que estar completamente de acuerdo en cada aspecto, es que este procedimiento debe tratarse con respeto.

Es decir que toda persona que se realice un piercing debe cuidar la zona con responsabilidad. Recuerda que es una herida con una prenda y la piel debe aprender a tolerarla.

Por lo general, cuando decides colocarte un piercing, la zona se enrojece un poco y se inflama. En algunos casos puede llegar a infectarse si no hay los cuidados necesarios. Para evitarlo, existen algunos cuidados básicos que debes cumplir de manera que la herida sane por completo.

Ahora bien, casi en su mayoría y después de realizarse el piercing, recomiendan un lavado con abundante agua y jabón neutro. De manera que la zona se mantenga limpia y lejos de gérmenes.

Tenga en cuenta al momento de tener un piercing

Tenga en cuenta al momento de tener un piercing

Uno de los métodos caseros y más saludables se centra en utilizar sal marina diluida en agua y en aplicar la solución con un hisopo limpiando el área por lo menos dos veces al día. No importa si el piercing es en la nariz, lengua u ombligo. La solución funciona perfectamente para cualquier zona.

Otro dato a tener en cuenta es que antes de tocarlo o mover la pieza que te colocaron, debes procurar lavarte las manos con un jabón antimicrobiano para impedir que los gérmenes presentes en las manos se acaben depositando en la zona.

Usa spray y antisépticos puedes conseguir este tipo de productos para la piel o si el piercing fue en la lengua también puedes buscarlo específicamente para esta zona. Gran parte de estos productos suelen actuar como anestesia para el piercing en caso de que tengas dolor.

Ten en cuenta que su función es mantener limpia la pieza y la perforación. Por lo tanto no todos funcionan como un efecto de anestesia.

¿Qué pasa si tengo dolor en la zona?

¿Qué pasa si tengo dolor en la zona?

Si e piercing es reciente , es claro que habrá un poco de dolor. Pero debes tener en cuenta que con los días puedes presentar dolor debido a la fricción con prendas de vestir, roce por el cabello, entre otros.

Cuando la pieza de la barra comienza a friccionar de forma constante pueden aparecer dolores graduales. El problema yace cuando el contacto con el piercing comienza a lastimar o a sangrar. Así que procura en los días recientes al piercing evitar por completo que prendas, objetos o incluso la mano rocen la herida.

Se recomienda que las piezas a utilizar , es decir, las joyas para piercing no sean de baja calidad. Deben ser de acero inoxidable quirúrgico, son un poco más caros pero vale la pena. En el centro donde te realices el piercing te aconsejarán sobre los distintos modelos, así que debes elegir con sabiduría pues de esto también depende una buena cura.

Si el material de la pieza no es tolerable, es seguro que habrá dolor e infección. Así que se recomienda el acero inoxidable quirúrgico.

Por lo general si hay dolor intolerable se recomienda la toma de analgésico de venta libre como ibuprofeno. Y en caso que haya un poco de sangre por cualquier roce, deberás abrir una cápsula de amoxicilina y dejar que el polvo haga efecto.

Cualquier duda que tengas al respecto deberás consultarlo con la persona que hará el procedimiento. Pregunta cómo es la recuperación, tiempo estimado y cuidados especiales en caso que tengas dudas sobre cómo es el proceso.