Quantcast

Cómo reclamar cotizaciones a la Seguridad Social

En España debes pagar impuestos y darte de alta en la Seguridad Social. Este registro, además de necesario, es válido de por vida. Este proceso es necesario para poder abonar cotizaciones a la Seguridad Social y poder acceder a sus prestaciones.

Por regla general, es necesario estar empleado y cotizar para estar cubierto por enfermedad. También por lesiones y accidentes de trabajo, desempleo y baja por maternidad y paternidad.

LEA TAMBIÉN:CÓMO COTIZAR A LA SEGURIDAD SOCIAL SIN TRABAJAR

Si trabajas por cuenta propia (autónomo), debes pagar impuestos y cotizaciones en un régimen estatal especialmente para los autónomos. Ofrece las mismas prestaciones además de la prestación por desempleo o enfermedad y accidentes laborales; pero debes hacer tus propios arreglos para estos.

La tasa global de Seguridad Social en España es alta; se sitúa alrededor del 38%. Sin embargo, para la mayoría de las personas, el empleador paga la mayor parte del costo.

Los autónomos deben abonar íntegramente sus propias cotizaciones españolas, aunque en un porcentaje total inferior.

Bases de cotizaciones en la Seguridad Social

Bases de cotizaciones en la Seguridad Social

La base de cotizaciones no es más que la cantidad que se utiliza como base para calcular los pagos o cuotas de la Seguridad Social. Es decir, el término “base de cotización” significa el ingreso bruto ajustado (calculado sin tener en cuenta cualquier pérdida operativa neta que se traslade al año contributivo).

Se calcula sumando a la retribución mensual que el trabajador tiene derecho a percibir, la parte proporcional de las retribuciones extraordinarias. Y el resto de las retribuciones vencidas con más de una mensualidad o que no sean periódicas y se abonen durante el año.

En España, la base mensual mínima es de 1.050,00 euros y la máxima de 4.070,10 euros en 2021. 

Las tasas generales de cotización a enero de 2021 son del 6,35% para los asalariados, según el tipo de contrato, y del 29,90% para los empresarios, más una tasa variable para accidentes laborales (por ejemplo, 1,5% para trabajos de oficina).

Algunas personas pueden estar exentas del pago de cotizaciones a la seguridad social, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

Para calificar para la exención, los nacionales de países de la UE deben obtener un documento que certifique la responsabilidad continua en el país de origen. Y los nacionales de otros países deben obtener un documento que certifique la cobertura de las autoridades de seguridad social en el país de origen.

En general, los autónomos menores de 47 años pueden elegir el nivel de la base de cotización que desean pagar dentro de su categoría de ingresos. Las prestaciones de la seguridad social dependen de las cotizaciones a la seguridad social pagadas.

¿Qué pasa si debo reclamar las cotizaciones ante la Seguridad Social?

¿Qué pasa si debo reclamar las cotizaciones ante la Seguridad Social?

Toda empresa tiene la obligación fundamental de abonar el salario, pero también de dar de alta en la Seguridad Social y pagar las cotizaciones correspondientes. Por lo tanto en caso de alguna irregularidad, la persona puede reclamar en caso que no haya sido dado de alta o no se hayan abonado las cotizaciones.

Es preciso aclarar que la ausencia de las cotizaciones a la Seguridad Social, no perjudica directamente a la persona que labora. Pero perjudica el futuro que se materializará en el momento en que vaya a cobrar una prestación. Y evidentemente no tenga derecho a este o su cuantía sea inferior a la que correspondería de haber cotizado.

Un punto importante a tener en cuenta es que el Tribunal Supremo en la sentencia de seis de mayo de 1996 determinó que no se puede interponer una demanda por el simple motivo de una ausencia de cotización. O alta en la Seguridad Social ocurrida en el pasado.

Pero dicha cuestión se deberá de resolver en el momento que cause un perjuicio al trabajador, dado que la responsabilidad de la empresa se ha de valorar en función de la cuantía del perjuicio causado. Todo según la legislación aplicable en dicho momento, y no tanto sobre el importe de lo no cotizado.

En caso de contar con documentos que avalen salarios y cotizaciones correspondientes, puede denunciar las irregularidades ante la Inspección del Trabajo.

Puntos que no debe olvidar

Puntos que no debe olvidar
  1. La persona trabajadora no puede reclamar judicialmente de manera directa a la empresa la falta de cotización ocurrida en el pasado.
  2. El organismo que puede reclamar directamente las cotizaciones a la empresa es la Seguridad Social, teniendo en cuenta el plazo de prescripción de cuatro años.

Todo trabajador puede verificar el alta en la Seguridad Social y cotizaciones correspondientes y correctas a través del informe de vida laboral.

El informe de vida laboral, los ciudadanos pueden verificar las fechas de alta y baja en la empresa. Así como el tipo de contrato y si el contrato es a jornada completa o parcial, y en este caso el porcentaje de jornada (CTP).

También puede hacer la verificación a través del informe de bases de cotización que ayuda comprobar las fechas de alta y baja. Pero también permite conocer la cuantía de las bases de cotización declaradas por la empresa